CICLISMO

La Vuelta finalmente estará en territorio aragonés del 23 al 25 de octubre

La ronda española ha hecho públicas este martes las fechas del recorrido reducido de esta edición

Aragón Deporte /
La Vuelta a España arrancará el próximo 20 de octubre en Irún.
icono foto La Vuelta a España arrancará el próximo 20 de octubre en Irún.

La Vuelta a España ya conoce de forma definitiva las fechas en las que se disputará la atípica edición de esta año. La ronda española se disputará finalmente del 20 de octubre al 8 de noviembre, en una edición que contará con solo 18 etapas que sin duda estarán marcadas por la climatología al disputarse en otoño. La cita mantiene las tres etapas que tenía previsto desarrollar en su totalidad o en parte por territorio aragonés. Una etapas que irán desde el viernes 23 de octubre al domingo 25 de octubre.

La Vuelta entrará en Aragón durante la cuarta etapa, que tiene previsto su final en Ejea de los Caballeros. Una etapa de 190 kilómetros con salida en Garray - Numancia y que seguramente se decida con una llegada masiva. "Etapa completamente llana con previsión de llegada al sprint (una de las pocas de La Vuelta 20). Habrá que estar muy pendientes del viento, que puede hacer estragos en el paso por la zona de las Cinco Villas", explica el aragonés Fernando Escartín en la web oficial de la carrera.

Al día siguiente, el sábado 25 de octubre, se disputará que va a transcurrir al completo por carreteras aragonesas. Con salida desde Huesca, los corredores tendrán que recorrer 185,5 kilómetros hasta llegar a Sabiñánigo. "185,5 km con dos puertos de 2ª y uno de 3ª en los últimos 60 km de la etapa. La dureza del encadenamiento operará una selección que solo permitirá que un grupo reducido de corredores pueda disputarse la victoria", analiza de nuevo Escartín en la web oficial de la carrera.

Una de las etapas estrella de La Vuelta

Por último, Aragón será salida de una de las etapas estrella de esta edición de La Vuelta. Biescas dará la salida a una etapa corta (135 kilómetros) pero explosiva con final en el mítico Tourmalet. Hasta llegar a esa cima, los corredores deberán afrontar previamente dos subidas de mucha exigencia. "Jornada de alta montaña. Un sube y baja constante, con muy pocos tramos para el descanso. Los líderes empezarán a marcar las diferencias entre ellos. Tres puertos franceses con mayúsculas protagonizarán la etapa: el Col du Portalet (1ª), el Col de l’Aubisque (categoría especial) y el Col du Tourmalet, donde se disputará una victoria de prestigio", explica Fernando Escartín.