La salvación tendrá que esperar a la última jornada (1-0)

La SD Huesca cae ante el Real Betis; en la última jornada dependerán de sí mismos para salvarse

Aragón Deporte /
Galán chuta a portería. Imagen: LaLiga.
icono foto Galán chuta a portería. Imagen: LaLiga.

Habrá que cerrarlo todo en la última jornada. Sin perder un ápice de coraje, de esfuerzo y mérito, la SD Huesca ha caído por la mínima en el Villamarín ante un Real Betis que ha sudado tinta para doblegar a los de Pacheta. Solo un penalti dudoso, transformado por Borja Iglesias, ha abatido a un conjunto oscense al que le ha faltado pólvora e imaginación arriba. Ahora, el plan no cambia: con el Elche por detrás, tocará hacer historia en El Alcoraz ganándole al Valencia en la última jornada. 

El Huesca salió a comerse el verde el Villamarín, con la defensa muy cerrada apretándose en torno a los finos estilistas del Betis cuando alguno de ellos conectaba con el balón. El esférico era suyo, desahogándose con balones en largo a un Rafa Mir que se hartó a correr kilómetros arriba. El paso de los minutos fue alejando el balón de los pies oscenses y le llegó el turno al Betis, con picos de más del sesenta por ciento de posesión. La intensidad de ambos equipos se comió a las ocasiones. El esfuerzo, la excesiva vigilancia de la defensa oscense secó cualquier indicio de peligro local. Sólo un centro de Rodri con aroma a peligro despejado por Álvaro y una arrancada marca de la casa de Mir insinuaron algo de peligro. Con las derrotas de Elche y Valladolid brillando en el cielo sevillano (el Huesca estaba salvado con el punto), el partido fue a morir al descanso con un cero a cero poco espectacular pero repleto de simbología. El Huesca respiraba tranquilo ante uno de las escuadras que más fútbol genera, con los Maffeo, Ferreiro, Galán, corriendo como perros de presa tras el balón. 

Todo cambió en la segunda parte. Un disparo cruzado de Rodri saludó la reanudación. El Huesca respondió con una carrera de Sandro por la derecha, quien penetró en el área y a punto estuvo de conectar con un Mir que se relamía en boca de gol. Menos suerte tuvo el equipo oscense en la siguiente llegada bética, cuando el árbitro, en una muy protestada decisión, pitó penalti a favor de los locales. Borja Iglesias lo transformó con frialdad quirúrgica; era el 1-0 y tocaba, quizás, cambiar el guion de partido. Pacheta agitó el árbol: Escriche, Pedro López y Sergio Gómez entraron por Galán, Maffeo y Mikel Rico. El Huesca tocaba, presionaba, corría, buscaba salir pero le faltaba romper la última línea de un seguro Betis que no les daba ni una opción. El partido transcurría demasiado plácido para Bravo, Paralelamente, el Elche le daba la vuelta a su partido ante el Cádiz y se arrimaba a los oscenses (con el goalaverage perdido).

Sergio Gómez la tuvo en el 70, con un remate desde la frontal del área repelido por la zaga bética. En la siguiente jornada, Siovas se llevó un golpe en el área contraria que le mantuvo atendido durante varios minutos. Pudo haber sido penalti pero el árbitro hizo caso omiso. Tras la pausa de hidratación el Huesca continuó intentando llegar a puerta, sin llegar a culminar. El Betis retrocedió líneas, le dio la iniciativa al Huesca y los oscenses no encontraron el botín y encima vieron cómo González Fuertes expulsó a Escriche por una dura entrada sobre Guardado. En definitiva, el guion fue todo lo contrario al duelo en San Mamés: eso sí, el coraje sigue intacto. Con el orgullo de una pieza, tocará cerrar la gesta ante el Valencia. 

Ficha técnica:

Real Betis: Bravo; Miranda, Víctor Ruiz, Bartra, Emerson; Guido, Rodri (Tello, 72'), Canales (Guardado 82'), Fekir, Joaquín (Láinez, 59'); Borja Iglesias (Loren, 82')

SD Huesca: Álvaro Fernández; Pulido, Siovas (Mosquera, 79'), Vavro; Maffeo (López 61'), Ferreiro, Mikel Rico (Escriche 61'), Seoane, Javi Galán (Gómez 61'); Sandro, Rafa Mir

Goles: 1-0, Borja Iglesias, 57'.

Árbitro: González Fuertes, comité asturiano. Amonestó a Mikel Rico 17', Javi Galán 28', Siovas 58' Expulsó a Escriche con roja directa en el 95'