La Escuela Waterpolo afronta un duelo clave ante Concepción

Si logra la victoria escapará, por el momento, de la promoción de descenso

Lara Santos/Juan Pablo Montaner /
icono foto Fran Orizo, entrenador de la EWZ, dirigiendo el entrenamiento de su equipo.

La Escuela Waterpolo Zaragoza afronta este sábado en la piscina del Parque de Bomberos de Zaragoza un duelo clave por la permanencia. Recibe desde las 18:00 horas a Concepción, colista de la categoría que solo ha sido capaz de sumar un empate esta temporada. La EWZ por su parte ocupa la penúltima plaza con 7 puntos y un triunfo seguramente le permitiría superar en la tabla a Moscardó, también con 7 puntos, eludiendo de esta manera la promoción por el descenso a falta de dos jornadas para el final. Hablamos por tanto del partido más importante de la temporada para las zaragozanas.

Fran Orizo, entrenador del equipo que milita en la Liga Premaat, reconoce que se trata de un duelo decisivo. "No esperábamos llegar a este momento, pero la verdad es que se trata de un partido muy importante. El equipo ya no depende de sí mismo y este partido es una de las últimas balas que nos quedan para evitar la promoción", explica antes de mostrarse confiado en las opciones de su equipo: "En las últimas cuatro o cinco temporadas el equipo está acostumbrado a salvar match-balls y este es otro más. El equipo no me hace dudar de que en este partido vamos a estar bien", asegura.

En la plantilla también el estado es de optimismo. La capitana Patricia Genzor confía en las opciones del equipo: "Venimos de una caída grande la semana pasada ante Moscardó -la EWZ perdió ante su gran rival por evitar la promoción-, pero tenemos muchas ganas de jugar este partido, que lo tenemos más que preparado", ha indicado antes de añadir que "no hay excusa, es un partido a vida o muerte y jugar en casa supone un plus para nosotras". Por su parte, Miriam Ciudad es consciente de que "nos jugamos bastante en este partido y tendremos que poner mucha intensidad para poder ganarlo", a la vez que asegura que el equipo no mira más allá: "Solo queda este partido y tenemos que ganarlo. Luego ya vendrá el resto", concluye.