La ausencia de Baraja, el primer contratiempo de la nueva temporada

El equipo podría ver trastocada su preparación por la ausencia del entrenador hasta que se recupere

Aragón Deporte /
icono foto Rubén Baraja, en una imagen de su presentación oficial con el Real Zaragoza.

El inicio de la pretemporada del Real Zaragoza tendrá una baja significativa: la de su entrenador. El positivo asintomático de Rubén Baraja por Covid-19 le obliga a estar confinado en su domicilio. De esta manera, no podrá estar en las primeras sesiones del equipo de manera presencial, por lo que serán sus ayudantes, José Ramón Rodríguez y Manu Poblaciones quienes lleven el peso a partir del próximo lunes, bajo su supervisión.

Esta circunstancia puede trastocar todavía más los planes de pretemporada, en la que había prevista una concentración en Boltaña, de tres días y medio de duración, que ahora queda en el aire, pendiente de si Baraja puede estar presente o no. Si la preparación de este año iba a ser diferente por el poco descanso que han tenido los jugadores y la reducción de semanas de trabajo previo al inicio de la competición, al Real Zaragoza le ha surgido un nuevo contratiempo con el que afrontar las primeras semanas de trabajo de la nueva temporada.