Juan Ignacio Martínez, en busca de volver a la primera plana del fútbol español

El técnico alicantino regresa diez años después de su última experiencia en Segunda división

Aragón Deporte /
Juan Ignacio Martínez, en una rueda de prensa.
icono foto Juan Ignacio Martínez, en una rueda de prensa.

"Ilusión" y "compromiso". Son las palabras que Juan Ignacio Martínez "JIM" suele sacar a relucir en las entrevistas y ruedas de prensa. El técnico vuelve a entrenar a España, tras cinco años trabajando en el extranjero (experiencias en China y Kuwait), con el objetivo de olvidar sus dos últimas experiencias (descensos a Segunda División del Valladolid y el Almería) y recordar sus buenos años en la Categoría de Plata, donde no entrena desde 2011. Entonces, a los mandos del Cartagena, era uno de los entrenadores de moda. En el equipo albinegro rozó el ascenso a Primera división en 2010 con jugadores creando un bloque en el que sobresalían veteranos como Víctor, Cygan, De Lucas o Clavero. No era un equipo especialmente defensivo: en los dos años al frente del equipo cartaginés su plantilla fue de las más goleadoras de la categoría con 58 goles el primer año y, eso sí, 48 el segundo. En Salamanca (07-08) también explotó su faceta atacante, siendo el séptimo equipo más goleador y disfrutando del fútbol de otro ilustre veterano, Quique Martín. 

Sus buenos números en el Salamanca y en el Cartagena contrastan con su única mala experiencia en esos cuatro años en Segunda División: su paso por el Albacete en la campaña 08-09. JIM no pudo hacerse con el control de una plantilla en la que destacaba un joven Diego Costa como delantero y se marchó en la jornada 34, con los manchegos a seis puntos del descenso. Un pequeño borrón dentro de una buena trayectoria en Segunda donde disfrutó llevando proyectos que se quedaron a las puertas de Primera. Era la continuación de una carrera forjada en todas las categorías del mundo del fútbol: las categorías inferiores del fútbol valenciano, la Tercera División y la Segunda División B. En el Levante gozó de los focos. Toda España habló de un equipo que a finales de octubre llegó a ir líder de Primera y que soñó con la Champions. Al final acabó sexto, una clasificación histórica. 

JIM se supo rodear de veteranos como David Navarro, Ballesteros, Juanlu, Farinós, Javi Venta, Juanfran, Nano Rivas, Rubén Suárez... un equipo rocoso pero no esencialmente defensivo. Con un 4-4-2, 4-2-3-1 o jugando en rombo, el entrenador logró que su equipo jugara con fluidez y que, pese a su fama, no tuviera problemas de cara a puerta. De hecho, en esos dos años en Primera División su equipo no fue ni mucho menos el más tarjeteado. Era 2013 cuando dejó el Levante y ese grupo de veteranos a los que había convencido de que era posible llegar a Europa. En Valladolid y Almería no pudo disfrutar. Ahora, cinco años después, vuelve al fútbol español para disfrutar de sus focos, volver a ejercer en un equipo grande con el objetivo de salvarle del descenso a Segunda División B.