ATLETISMO

Isabel Macías, el adiós de un referente del atletismo aragonés

La zaragozana fue subcampeona de Europa en 2013 y participó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012

Aragón Deporte /
Isabel Macías pone fin a 20 años de carrera profesional en el atletismo.
icono foto Isabel Macías pone fin a 20 años de carrera profesional en el atletismo.

El deporte aragonés ha comenzado este 2021 con una mala noticia. La zaragozana Isabel Macías anunciaba el primer día del año su retirada de las pistas tras más de 20 años de carrera profesional. Un adiós que supone la marcha de la que durante muchos años ha sido una de las mayores referentes del atletismo aragonés, en el que se inició a una edad muy temprana. Atrás queda una prolífica carrera con títulos regionales, nacionales e internaciones, culminada con su presencia en unos Juegos Olímpicos.

A sus 36 años, Isabel Macías ha puesto fin a una trayectoria en la que destaca el subcampeonato de Europa en 2013 en la prueba de 1500 metros en pista cubierta celebrado en Goteborg (Suecia):

También fue campeona de España absoluta en la misma distancia tanto en pista cubierta como al aire libre en el año 2011, después de haberlo sido a lo largo de tu carrera en categorías cadete, juvenil, júnior y promesa. Otro de los grandes hitos de su carrera fue su presencia en los los Juegos Olímpicos de Londres en el año 2012.

En un artículo en su blog personal, Isabel Macías ha explicado que "terminan para mi más de 20 cursos deportivos en los que he acudido a campeonatos de España desde que allá por el 99 lograse mi primera medalla de cadete". En su despedida, la zaragozana ha hecho balance: "Muchas veces he estado muy frustrada, muy infeliz y muy decepcionada con el atletismo. Me he sentido muy abandonada…hasta que aprendí que solo quitas lastre si aquellos a quienes considerabas importantes, se alejan de ti. Empecé a comprender lo importante que era todo lo bueno que cada zancada me había dado, que hasta lo malo solo era un aprendizaje para avanzar a la siguiente salida. Que, aunque algunas veces me costase más, siempre conseguía levantarme. Cambié el enfado por el amor de aquellos que se quedaban, de los que me ayudaban y esta última fase, os puedo asegurar que han sido enormes personas a las que me he encontrado".