Ganar para seguir creyendo

El Huesca debe ganar al Eibar en El Alcoraz para mantener viva la llama de la salvación

Juan Pablo Montaner /
El Huesca quiere regresar a la senda de la victoria en El Alcoraz.
icono foto El Huesca quiere regresar a la senda de la victoria en El Alcoraz.

El Huesca juega esta tarde ante el Eibar (19:30 horas) una nueva final. Un partido no para seguir con vida, sino para mantener la esperanza de poder abrazar la salvación a final de temporada. Porque a estas alturas ese objetivo parece lejano y difuso. El equipo ya no depende de sí mismo y puede que aún ganando hoy la permanencia siga siendo una utopía. En el mejor de los casos, el conjunto oscense quedará a a cinco puntos de la salvación. En el peor, a once de distancia. Todo ello cuando solo resten 12 por delante.

El asunto exige dosis de fe. Y victorias que la alimenten, obviamente. La primera se debe sumar ante un Eibar que llega al Alcoraz con la temporada ya cerrada. Desde Eibar se defiende que el equipo quiere cerrar hoy la permanencia, aunque ese objetivo lo tiene ya más que asegurado. José Luis Mendilibar llega a Huesca además acusando todavía la plaga de bajas que le ha afectado en las últimas jornadas. Diop es baja segura, Sergi Enrich y Escalante son seria duda y Cote y Jordán no podrán actuar al estar sancionados.

Francisco ya anunció en la previa que hará cambios en el once. La tensión de las últimas jornadas, la acumulación de minutos y le hecho de que apenas hayan pasado tres días desde el último partido obligan al técnico a hacer variaciones. Pulido es baja segura y Mantovani apunta a ser su recambio. Rivera, tras quedarse fuera de la convocatoria la semana pasada, regresa a la lista y podría regresar al once inicial

La visita del Eibar al Alcoraz evoca buenos recuerdos. Ante los eibarreses debutaba el Huesca en Primera División. Y lo hacía con una notable victoria. Treinta y tres jornadas después, el Huesca es un equipo casi desahuciado que en poco se parece a aquel. De los once que jugaron aquella primera jornada, solo cinco son titulares habitualmente en este momento, de los 18 convocados de entonces, hasta seis jugadores ya ni están en el Huesca; y el entrenador entonces fue sustituido hace jornadas. Lo único bueno que queda es el recuerdo del triunfo. Una victoria que se quiere repetir esta noche para seguir creyendo en la permanencia.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR