La SD Huesca hace realidad el sueño de Borja García

El ha oficializado la contratación del mediocentro que cuenta con notable experiencia en Primera División

Aragón Deporte /
Borja García, nuevo jugador de la SD Huesca.
icono foto Borja García, nuevo jugador de la SD Huesca.

La Sociedad Deportiva Huesca ha hecho realidad un deseo que llevaba años persiguiendo. El conjunto azulgrana ha anunciado a primera hora de la tarde la incorporación de Borja García, mediocentro ofensivo que firma para las próximas tres temporadas, siendo una incorporación de calidad que ha generado mucha ilusión entre la afición oscense. Una afición que también llevaba tiempo soñando con poder ver al jugador con la camiseta azulgrana.

Borja García llega a El Alcoraz con 361 encuentros a sus espaldas repartidos entre Primera y Segunda División, duelos en los que ha firmado 52 goles y 37 asistencias. Ahora a las órdenes de Míchel, con el que coincidió hace una década en el Rayo Vallecano, se convierte en el refuerzo perfecto para la medular azulgrana en funciones ofensivas, pudiendo actuar de mediocentro y en la mediapunta como posiciones más habituales, pero desenvolviéndose también en cualquiera de las dos bandas.

El nuevo fichaje azulgrana inició su trayectoria en las categorías inferiores del CF Villaverde y el Rayo Vallecano. Fue en el club de Vallecas donde debutó como profesional, siendo partícipe del ascenso a Primera División del equipo, en el año 2011. Pero fue en el Córdoba en Segunda División, al año siguiente, cuando logró sus números más brillantes, que lo llevaron al escaparate nacional, logrando 19 goles en su año de debut a las órdenes de Paco Jémez.

El Real Madrid se fijó entonces en él y lo incorporó al Castilla pagando su cláusula de rescisión. Un gran año con el cuadro blanco lo llevó a la agenda de equipos europeos, aunque permaneció en el club para volver a Córdoba al año siguiente. En 2015 fichó por el Girona, donde ha permanecido hasta ahora, disputando la final del playoff de ascenso el pasado 23 de agosto.

El jugador se incorpora ya a la disciplina azulgrana, y se integrará en los entrenamientos con el grupo tras cumplir con los plazos que establece el protocolo. Esto dota a la pizarra de Míchel de una pieza más, que se adapta a la perfección al estilo de juego por el que aboga.