TOKIO 2020

España cae en la prórroga ante Brasil en la final por el oro

El combinado español se lleva una medalla de plata que no lograba desde Sydney 2000

Aragón Deporte /
Foto de archivo de Jesús Vallejo.
icono foto Foto de archivo de Jesús Vallejo.

No ha podido ser. España ha luchado hasta el final ante la potente selección olímpica de Brasil, pero al combinado nacional le ha faltado suerte en la prórroga. No se lleva el oro pero sí una medalla de plata a la que hay que darle el valor que se merece y, en clave aragonesa, la novena presea que gana un deportista de nuestra comunidad. Jesús Vallejo, pieza importante para Luis de la Fuente, le toma el relevo a la waterpolista Andrea Blas. 

Un partido que ha comenzado con Brasil más entonado que los de Luis de la Fuente. Richarlison falló un penalti cometido por un Unai Simón que se llevó por delante a Matheus Cunha tras una salida mal medida. El que no perdonó fue el propio Cunha, al filo del descanso tras un error colectivo de la defensa española. Dani Alves se fue de Cucurella y metió al balón al corazón del área para que el jugador del Herta de Berlín se colara con demasiada facilidad entre los centrales y fusilara a Unai Simón. 

En la segunda mitad España dio un paso adelante. Espoleada por la agilidad y frescura de Carlos Soler y Bryan Gil (que entraron tras el descanso por Asensio y Merino), el equipo nacional acurrucó a Brasil en su propia área. Suyas fueron las llegadas, los acercamientos por las bandas y la posesión. En el minuto 61 Carlos Soler asistió desde la derecha a un Oyarzabal que golpeó con el alma para gritar el uno a uno.

El partido se rompió: con Brasil saliendo rápido a la contra, España buscó el gol, el deseado oro. Óscar, en el 86, y Bryan Gil, en el 90, estallaron sendos balones en la madera cuando el tiempo reglamentario languidecía. Para la prórroga, el sello aragonés: Jesús Vallejo entró por Óscar Gil. El jugador zaragozano iba a estar en el momento decisivo y le tocó sufrir las acometidas de un Brasil que se desmelenó en la segunda parte. Dos buenas paradas de Unai Simón evitaron el gol, pero en el 109 Malcolm no perdonó: el veloz extremo se aprovechó de un desplazamiento diagonal en largo para imponerse a Vallejo y definir a la perfección ante Simón.

Había que seguir remando con diez minutos por delante y Rafa Mir ya en el campo para intentar el milagro, pero no pudo ser. España sigue con su maldición: es la novena final consecutiva por equipos que pierde en unos Juegos, empezando por la final de Sydney del combinado de fútbol ante Camerún que se saldó con una plata. 

Una plata que Jesús Vallejo conservará para siempre, y que le convierte en el noveno deportista aragonés de la historia con medalla olímpica.