El gran legado de Shinji Okazaki

Okazaki se ha despedido de la afición de la SD Huesca como futbolista, pero seguirá ligado a un club que le ha dejado huella

Aragón Deporte /
icono foto Okazaki. Imagen: SD Huesca.

Shinji Okazaki se ha despedido de la afición de la Sociedad Deportiva Huesca tras dos años como azulgrana. El futbolista japonés seguirá ligado como embajador del club, aunque cierra su etapa como jugador altoaragonés. Entre otras cosas, Okazaki será embajador del Huesca y padre de la Okazaki-SD Huesca Academy. Un proyecto a través del que llegarán jóvenes japoneses a la provincia oscense.

Una historia de amor que ya no puede tener continuidad en el campo, pero sí en las instalaciones de entrenamiento, en los despachos y, lo más importante, en el tejido social azulgrana. "He disfrutado mucho en Huesca y El Alcoraz. Ahora seguiremos juntos, sin reblar", afirmaba el internacional por Japón en el vídeo de presentación del proyecto.

Llegado en 2019, Okazaki tuvo un impacto mediático enorme. Su fichaje y su presentación fueron sonadas. Cientos de personas acudieron a El Alcoraz para ver por primera vez al futbolista. Un impacto que también llegó al plano deportivo. En la temporada en la que los azulgranas lograron el título de campeones, el japonés aportó 12 tantos, con el título de máximo goleador de ese curso. Okazaki fue uno de los héroes del ascenso y puedo gritar gol el partido decisivo ante el Numancia que significó la vuelta de los oscenses a Primera División.

En Primera, la pasada campaña, su aportación no fue tan determinante. Solo marcó un gol y su papel fue secundario con la llegada de Pacheta. 
En total, Okazaki ha jugado 62 partidos como azulgrana. El delantero de la eterna sonrisa deja el Huesca y seguirá buscando nuevas aventuras por el fútbol mundial a sus 35 años. Un jugador que queda para el recuerdo de la afición azulgrana y que abre la puerta del fútbol asiático al conjunto oscense.

Guardado en...

SD Huesca Shinji Okazaki