Dylan Ennis: “El entrenador nos aprieta y empezamos con partidos complicados, tenemos que mentalizarnos”

El escolta americano se ha mostrado asombrado por la rápida química que ha desarrollado el equipo

Aragón Deporte /
icono foto Dylan Ennis en rueda de prensa

 Pese a que buena parte de la plantilla del equipo es la misma que la temporada pasa, el escolta de Casademont Zaragoza se ha mostrado asombrado por la rápida química que ha desarrollado el equipo, integrando a las nuevas piezas. Del mismo modo, el de Ontario no esconde su preocupación ante el complejo inicio de temporada y destaca la importancia de mejorar el nivel defensivo para competir con totales garantías.

“Estamos bien, tenemos buen ritmo de la pretemporada”, asegura contento con las sensaciones de la preparación. “Entrenamos duro y además nos llevamos bien, que es genial”, apostilla sin olvidar las dosis de exigencia. “El entrenador nos aprieta y empezamos con partidos complicados, así que tenemos que estar mentalizados”. No en vano, el canadiense sabe que una vez comience el curso tocará dar un paso adelante en muchos aspectos: “Todo el mundo nos conoce como un equipo anotador, pero Diego está muy centrado en la defensa”, confiesa. “Tenemos que ponernos todos en la misma sintonía para ser también un buen equipo defensivo”, demanda en línea con el técnico gallego.

A favor, el vestuario de Casademont Zaragoza cuenta con que muchos de sus integrantes ya conocen la idiosincrasia del club. Algo que no siempre es garantía de éxito: “A veces cuando repiten tantos jugadores, algunos quieren hacer cosas diferentes”, reflexiona encantado con la buena predisposición del grupo. “Me ha sorprendido lo rápido que nos hemos compenetrado”, reconoce. “Hemos alcanzado un buen ritmo muy rápido y espero que podamos mantenerlo en los primeros partidos”, insiste ante el comprometido inicio de calendario que aguarda al cuadro maño.

Un hándicap agravado por la ausencia de la ‘marea roja’ en la grada: “Me encanta que la afición nos vea tanto en casa como fuera y cómo enloquecen cuando anotamos”, admite entre risas. “Pero tenemos que centrarnos en el baloncesto porque no sabemos cuándo podrán volver”. Resignación que no puede perturbar las miras del equipo. “Si nos centramos en nuestro trabajo todo irá bien, no podemos depender de la afición” concluye.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR