Derrota zaragocista en Calahorra para empezar (2-0)

El Real Zaragoza ha caído ante un equipo de Primera RFEF en su primer test veraniego

Aragón Deporte /
Luis Carbonell se ha tenido que retirar lesionado. Foto: Real Zaragoza
icono foto Luis Carbonell se ha tenido que retirar lesionado. Foto: Real Zaragoza

Mal estreno del curso 2021-2022 del Real Zaragoza. El equipo aragonés ha caído derrotado por 2-0 ante el Calahorra en su primer partido de preparación. Un duelo que dejó muchas dudas pero del que pocas conclusiones se pueden sacar a estas alturas del verano. Los jóvenes han mostrado más garra y ambición y la nota negativa del duelo ha estado en la lesión de Luis Carbonell, que ha tenido que ser retirado en camilla tras sufrir un fuerte golpe en la zona baja de la espalda.

El Real Zaragoza se presentó en el duelo con una convocatoria en la que se echó en falta al recién llegado Fran Gámez y con un once de jugadores habituales con los jóvenes Javi Hernández y Cortés como refuerzo. Como detalle, fue Larra quien ocupó el lateral derecho y no este último canterano. El Zaragoza se hizo con el dominio desde el inicio, pero fue el típico mando lento que impera en las primeras pruebas de pretemporada. Ello le dio para firmar las primeras dos ocasiones claras del partido. La primera en un remate de cabeza de Jair tras una falta lateral que detuvo Adriá Collet en el 10'. La segunda, en un remate desde la frontal de Narváez que la defensa desvió a saque de esquina en el 16. Manu Ramírez respondió en el 19' con una gran disparo tras una pérdida de Zapater en la salida de balón y Cristian tocó el balón lo justo para que el balón se estrellara en el palo. Ese susto dio paso un periodo de transición en el que el Zaragoza siguió mandando y cargando el juego por su banda derecha con un Larra muy activo y en el que solo Narváez se acercó al gol con un disparo que se fue alto en el minuto 37. Sin embargo, el que encontró el gol fue el Calahorra en una acción individual de Manu Ramírez que superó la salida de Cristian para hacer el 1-0.

En la segunda parte JIM renovó el equipo al completo con más presencia de canteranos y más ímpetu desde el inicio. Carbonell puso velocidad al juego y el equipo pareció transmitir otras sensaciones mientras buscaba la meta rival. Haris Vuckic tuvo la opción más clara en el arranque con un centro de Bermejo que remató desviado por poco en el minuto 65. El desarrollo de este segundo acto invitaba a pensar en que el equipo podría dar la vuelta o al menos empatar el marcador, pero todo se terciado este segundo periodo. Luis Carbonell recibía una fuerte entrada de Cristian Fernández en la zona lumbar y tenía que ser retirado en camilla con evidentes síntomas de dolor y el equipo perdía esa chispa que estaba aportando el canterano, el zaragocista más activo en la segunda parte. Casualidad o no, en ese momento se inició una fuerte tormenta que marcó la recta final del duelo. El Zaragoza se apagó pese a que amasaba una mayor posesión y los locales encontraron el 2-0 en un saque de esquina que Cristian Fernández remató libre de marca a gol. De ahí al final, pocas ocasiones y ningún gol para un Real Zaragoza que debe seguir trabajando.

Fotografías

Fotografías