Cuarta jornada del juicio por el presunto amaño del Levante Zaragoza

Continúan las declaraciones de los jugadores acusados en este proceso

Aragón Deporte /
Ángel Lafita, en un instante de su declaración el día de hoy.
icono foto Ángel Lafita, en un instante de su declaración el día de hoy.

MINUTO A MINUTO DE ESTA CUARTA JORNADA:

  • 12:40 - Javi Venta cierra las declaraciones este viernes. El jugador asegura que no sabe lo que gasta en cada en relación a los escasos movimientos en sus tarjetas aquel verano. Además niega haber tenido conversaciones en relación al supuesto amaño con los directivos del Villarreal a su regreso al equipo castellonense.
     
  • 12:10 - Se reanuda el juicio con la declaración de Wellington Silva, jugador del Levante. Asegura que los movimientos de sus tarjetas decayeron aquel verano porque se fue de vacaciones a Brasil y utilizó sus tarjetas de aquel país. Wellington fue el jugador que disparó al poste en los instantes finales del partido y confirma que no se dejaron ganar: "Yo quería marcar".
     
  • 11:00 - Manolo Reina se niega en su turno a responder a las preguntas del fiscal. El meta se ha mostrado tajante en su declaración: "Es falso que hubiera un ofrecimiento para perder el partido". Además, asegura que llegó a sacar 6.190 euros de sus cuentas corrientes en los días posteriores al partido, negando así que no hubiera movimiento en sus cuentas.
     
  • 10:55 - Rubén Suárez niega en su declaración que en el vestuario del Levante se hablara en los días previos al encuentro sobre un posible amaño. "Fue un partido duro, con muchas tarjetas", asegura.
     
  • 10:45 - Pallardó es el primer jugador del Levante en declarar en esta jornada. Preguntado por el fiscal por los 20.000 euros que le costó su boda y que no se refleja en sus cuentas, asegura que realizó ese pago con los regalos de los invitados a su boda.
     
  • 10:30 - Lafita es el siguiente zaragocista en sentarse a declarar. El aragonés niega que cobrara una prima antes del encuentro y asegura que no sabía nada de que el partido estuviera arreglado: "Estoy aquí por jugar ese partido".
     
  • 10:10 - Leo Franco es el siguiente en declarar. El exportero insiste en que a él nunca nadie le habló de primas y también niega haber cobrado ninguna cantidad en efectivo. Preguntado por su trabajo en el día del partido ante el Levante, el meta ha recordado el el Levante disparó al palo en los instantes finales del partido.
     
  • 9:55 - Inicia la jornada de declaraciones Ikechukwu Uche. El delantero dice no saber nada del cobro de primas y niega haber recibido dinero en metálico. Cuando el fiscal le pregunta por una cantidad importante de dinero que sacó de su cuenta en aquellos días, asegura que fueron "para mis cosas".

El juicio por el presunto amaño del Levante-Real Zaragoza de la última jornada de la temporada 2010-2011 arrancaba este martes en la Ciudad de la Justicia de Valencia. Un proceso que va a juzgar hasta a 36 jugadores, al entrenador Javier Aguirre, cuatro directivos entonces del Real Zaragoza y al propio club aragonés. Una cita sin precedentes en el fútbol español y que hasta el próximo día 30 de septiembre, en principio, va a centrar las miras de la prensa generalista y deportiva ya que son más de 30 los medios que se han acreditado para seguir en directo el juicio que arranca este martes.

El juicio tratará de determinar si el Real Zaragoza compró a los jugadores del Levante para que se dejaran ganar y así asegurar la continuidad del equipo aragonés en Primera División, circunstancia que acabó sucediendo al ganar el Zaragoza 1-2. En su día, la titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Valencia, Isabel Rodríguez, no apreció indicios de amaño y decidió archivar la causa que había saltado después de una denuncia de la Liga de Fútbol Profesional y el Deportivo de La Coruña ante la Fiscalía Anticorrupción. Sin embargo, la Audiencia Provincial de Valencia revocó el archivo de la causa y mandó ordenó la apertura del juicio oral que arrancaba este 3 de septiembre.

El proceso se abre con la reunión del magistrado con los abogados para tratar diversas cuestiones previas al proceso. Entre ellas, la de permitir a los jugadores que están todavía en activo de ausentarse del proceso y acudir únicamente los días que deben declarar, para así poder continuar con normalidad con su actividad deportiva. Este asunto está por resolver por el momento. Una vez superado ese primer paso, se sucederán las declaraciones de todos los imputados hasta el día 13. El 19 de septiembre será el turno de los testigos, unas declaraciones que se extenderán hasta el día miércoles 25. Ya por último, el 26 y 27 de septiembre se producirán las comparecencias de los peritos y el 30 de septiembre se ha reservado para conocer las conclusiones definitivas y los informes que presenten cada una de las partes. Este calendario, no obstante puede sufrir modificaciones en función de cómo se vaya desarrollando el proceso.

Los 36 jugadores imputados son Lanzaro, Doblas, Da Silva, Jorge López, Ander Herrera, Braulio, Ponzio, Gabi, Diogo, Obradovic, Uche, Pinter, Paredes, Leo Franco, Jarosik, Bertolo, Boutahar y Lafita, por parte del Real Zaragoza, y Pallardó, Munúa, Héctor Rodas, Jordá, Rubén Suárez, Xavi Torres, Stuani, Wellington, Jefferson, Robusté, Javi Venta, Reina, Caicedo, Iborra, Xisco, Ballesteros, Juanfran y Cerra. A ellos se suma el entonces entrenador del Real Zaragoza, Javier Aguirre; cuatro directivos entonces del Real Zaragoza: Agapito Iglesias, Javier Porquera, Francisco Checa y el director deportivo en aquel momento, Antonio Prieto. El último imputado, el número 42, es el propio Real Zaragoza.

Multas económicas y peticiones de inhabilitación

La petición de la Fiscalía para las 41 personas físicas imputadas por el delito de corrupción deportiva es de una pena de prisión de dos años e inhabilitación de seis para los jugadores, la inhabilitación para los directivos con una multa que rondaría los dos millones de euros para cada uno de ellos a cada uno de los acusados. Además, por el delito de falsedad en documento mercantil que se les imputa a Agapito Iglesias, Javier Porquera y Francisco Checa, se solicita una pena de prisión de dos años y multa de nueve meses con cuota diaria de 50 euros. Además, para el Real Zaragoza como entidad se solicita una multa superior a los 700.000 euros.

Entre las pruebas con las que se pretende demostrar el amaño están los apuntes bancarios de supuestas transferencias que el Real Zaragoza habría hecho entonces a varios jugadores y que estos retiraron en efectivo, documentos aportados por la Agencia Tributaria que mostrarían que los jugadores del Levante apenas hicieron movimientos en sus cuentas durante el verano posterior, así como las declaraciones que los imputados realizaron durante la fase de instrucción. Una documentación que en un primer momento la jueza Isabel Rodríguez dictaminó que no probaba dónde acabó ese dinero o la razón de las escasez de movimientos en las cuentas de los jugadores levantinistas, asegurando que eran indicios "endebles". Entonces se archivó la causa que ahora se reabre con un juicio que va a poner al Real Zaragoza en primera plana del fútbol nacional por motivos extradeportivos al menos durante el mes de septiembre.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR