Un Real Zaragoza bloqueado se vuelve a dejar remontar (1-2)

El conjunto blanquillo vuelve a desperdiciar otro gol a favor y sigue hundido en descenso

Manu González /
icono foto Momento del uno a uno del Rayo

La historia se repite. Tercera derrota consecutiva desde que llegó Iván Martínez y tercera remontada del rival. El Real Zaragoza no logra esconder su fragilidad y el Rayo Vallecano, un gran rival, se aprovechó de sus dudas y fallos. El equipo aragonés volvió a mostrar dos caras dentro de su funesta situación: la de un equipo que lo intenta pero no es capaz; y la de una debilidad atrás que le condena a seguir hundido sin capacidad de salir a la superficie. No mientras el equipo no aprenda a cerrar los partidos. 

Ya los primeros minutos transcurrieron con algunos con problemas para el equipo aragonés, que contemplaba agazapado cómo el Rayo tocaba con fluidez cerca del área. El balón rodaba peligrosamente cerca de los dominios de Cristian. Advíncula hacía mucho daño por la banda de Chavarría, y los centrales sólo acertaban a despejar con apuros. El esférico le quemaba en los pies a los blanquillos, que no eran capaces de pisar campo contrario. 

Todo cambió en el minuto 23, cuando la suerte se alió con el conjunto aragonés. Tras una escapada de Zanimacchia por la derecha el balón le cayó a Eguaras, que vio a James en la frontal. El nigeriano hizo lo que tocaba en ese momento: disparar a puerta. El balón se le escurrió a Dimitriesvki y el balón cruzó llorando la línea de gol. El tanto de Igbekeme supuso un inesperado alivio dentro de un guion que mutó: el Rayo seguía monopolizando la posesión pero el Zaragoza respiraba de otra manera: cerrado con orden atrás, corría con peligro a la contra. Iván Martínez tenía claro su plan de partido, con las líneas muy juntas y sin dejar ninguna grieta atrás. Los madrileños intentaban sin éxito buscar huecos en una zaga, enardecida por el 1-0 a favor. Así se llegó al descanso: con el gol de ventaja y ganando confianza en defensa. El 1-0 era un respiro, aunque momentáneo como se vio después.

Y eso que el equipo salió del descanso con actitud. Una buena jugada de Francho que acabó con un disparo alto de Zanimacchia fue el primer aviso de un Zaragoza totalmente distinto al que había empezado el partido. Los once zaragocistas sabían el plan: resistir y apretar los dientes trabajando duro mientras transcurrían los minutos. Pero el plan tenía sus fallos. Fue en el 60 cuando Qasmi mandó fuera un balón de Pozo al área con aroma a gol que se marchó fuera por poco. Era otro funesto aviso. Vuckic se desfondaba arriba corriendo tras el balón, mientras que Francho e Igbekeme ocupaban campo defendiendo el resultado. Cada conducción o apertura a banda arriba era un intento de retrasar lo que fue inevitable. El esloveno dejó su sitio al reinsertado 'Toro' Fernández para que este siguiera haciendo su labor. El Rayo también agitó su banquillo y le dio la alternativa a jugadores como Antoñín e Isi.

Aprovechando esa coyuntura James le metió un pase en largo a un Zanimacchia que se plantó sólo ante un Dimitrievski que salió a la desesperada... y el italiano no supo acertar ante la puerta vacía. Los de la franja castigaron el error: en la siguiente jugada el Zaragoza le permitió a Isi rematar de cabeza, Cristian metió la mano para hacer una gran parada pero nadie acertó a despejar el rechace y Antoñín no perdonó. Era el minuto 72. Uno a uno y las desgracias no vinieron solas: Nárvaez se tuvo que retirar lesionado para dejar su sitio a Nieto. La historia no cambiaba: había que seguir resistiendo, solo que el botín a defender era menor. Y eso descorazonó a un equipo ya de por sí muy herido. Con el empate el Real Zaragoza volvió a mostrar su peor cara: el Rayo no paró de inquietar a Cristian hasta que logró culminar la remontada. Álvaro García centró a placer para que el activo Pozo fusilará al arquero argentino. Tejero, que no cerró el centro; y Nieto, al que se le anticipó el goleador, quedaron en la foto del gol. Los dos recién entrados en defensa. 

Los últimos minutos solo sirvieron para certificar una cruel evidencia. El Real Zaragoza, al igual que contra el Real Oviedo y la Ponferradina, iba a caer derrotado sin siquiera poder disparar a puerta cuando iba perdiendo. 

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Cristian; Vigaray (Tejero 81'), Guitian, Jair, Pep Chavarría; Eguaras, James (Adrián 81'), Francho; Zanimacchia (Bermejo 75'), Vuckic  (Gabriel Fernández 67') y Narváez (Nieto 75')

Rayo Vallecano: Dimitrievski, Advíncula, Martín (Antoñín, 65'), Catena, Martos (Comesaña 55'); Óscar, Trejo, Pozo (Velázquez 86'); Álvaro, Andrés (Isi, 65') y Qasmi.

Goles: 1-0, James 19'; 1-1, Antoñín 72' 1-2, Pozo 82'.

Árbitro: Iosu Galech Azpeteguía. Amonestó a Vuckic (55') , Nieto (77')

Audios

Gol de Igbekeme (1-0)
Descargar

Audios

Gol de Igbekeme (1-0)
Descargar