Publicidad

Casademont Zaragoza sigue abonado a la épica (68-69)

El conjunto aragonés volvió a culminar otra remontada inverosímil ante el Sepsi y sigue con su racha, esta vez en la Euroliga

Aragón Deporte /
Diallo, en un lance del partido. Foto: EuroleagueWomen
icono foto Diallo, en un lance del partido. Foto: EuroleagueWomen

Da igual cómo comienzan los partidos: Casademont Zaragoza sigue empeñado en seguir ganando a todos los equipos que se le ponen por delante. Esta vez tocaba otra gloriosa remontada ante un Sepsi que les ganó en todo momento hasta el último cuarto. Ahí las de Cantero sacaron su gen competitivo y el resto es historia: 12 victorias seguidas, 5 de ellas en Euroliga. 68-69 tras la prórroga, con Mariona Ortiz como jugadora mejor valorada y una Fiebich que recordó a la del año pasado en la recta final del partido. 

Con HolesinskaSerena-Lynn Geldof de inicio, Casademont Zaragoza arrancó demasiado frío el partido. No empezó atacando bien y en defensa no eran fiables. Las rumanas se pusieron por delante con un parcial de 5-0. Diallo, de 2 puntos, fue la primera en anotar. El partido seguía gris. Gulbe, tras una asistencia de Mariona y Holesinska fueron las siguiente en anotar, pero al conjunto zaragozano le costaba mucho. El acierto de Gereben y de una Hristova infalible penalizaba a un equipo que se iba moviendo entre los 5 o 6 puntos de ventaja para el Sepsi (con el 17-9 lograron su máxima diferencia). Al final del cuarto, el 19-11 campaba en el marcador. 

El guion continuó siendo parecido en el segundo: un triplazo de Ainhoa Gervasini fue lo más destacado de los de Cantero. Dos canastas de Nerea fueron las siguientes jugadas, pero una Hristova desatada anotó dos canastas que hicieron que Cantero pidiera tiempo muerto. No sirvió mucho, ya que las rumanas seguían distanciándose. A 6:17 minutos del final de la segunda parte Range puso un más 10 de diferencia, la mayor hasta el momento. Tras eso, poco a poco se fue recomponiendo el conjunto rojillo sin llegar a mostrar demasiado acierto.  En el descanso el 34-27 brillaba en el marcador, las rumanas iban 7 arriba. Pero peor que la diferencia eran las sensaciones: el equipo rojillo era incapaz de generar juego y de parar a sus rivales en el uno contra uno. 

Lo único bueno es que el equipo seguía vivo. Eso sí, había pasado más de la mitad  del tercer cuarto y solo había anotado Diallo... Si Mariona culminaba un contraataque, Hristova anotaba un triple para poner la nueva máxima del partido en 12. La irrupción de Pivec, triple incluido, impidió de Casademont se fuera del partido y en la recta final del tercer cuarto Ainhoa, Nerea y Pivec sacaron su mejor versión.

Fue en el último cuarto cuando Casademont hizo un parcial de 9-17 necesario para no perder. Hubo algunos momentos clave, como dos triples seguidos de Leo Fiebich que pusieron a Casademont a 2 puntos. A 1:21 minutos del final, Fiebich empató a 58 segundos  y Diallo puso a menos de 1 al equipo por delante por primera vez en el partido por delante. Todo el equipo había mejorado en el momento crucial del partido y pudo forzar al menos la prórroga. Y ahí, la moneda salió cara. Se adelantaron las rumanas pero Fiebich puso a las suyas uno arriba con un triplazo. Las rumana se ponían por delante y respondían las de Cantero con triples -Gulbe fue la siguiente-. Al final, el gen competitivo de las zaragozanas provocó un 68-69 que hace que el equipo siga dando pasos en Europa.