Casademont Zaragoza busca volver a la senda de la victoria en la Liga Endesa

El conjunto de Sergio Hernández acumular dos derrotas consecutivas ante Joventut y Barcelona

Aragón Deporte /
Imagen del encuentro de ida en el WiZink Center
icono foto Imagen del encuentro de ida en el WiZink Center

Casademont Zaragoza recibe este sábado en su vuelta al pabellón Príncipe Felipe a Movistar Estudiantes (20:45 horas). Los aragoneses quieren aprovechar el descanso por la suspensión del encuentro europeo ante el Nymburk para poner fin a su racha de dos derrotas consecutivas en la Liga Endesa y seguir presentando batalla en la lucha por estar entre los ocho mejores. 

Debido a la suspensión del encuentro ante el Nymburk, los de Sergio Hernández han dispuesto de toda esta semana para preparar el importante duelo de este fin de semana frente a Movistar Estudiantes. Si bien los aragoneses no han competido entre semana, los colegiales aprovecharon el miércoles para solventar su partido aplazado frente al Joventut de Badalona en el WiZink Center. Un igualado choque que se saldó con la victoria de los catalanes, quienes controlaron el choque desde el inicio. 

En el duelo de ida, los rojillos se impusieron entonces en un apretado encuentro que se les complicó en los instantes finales, el día en que debutaba JJ Barea. Sin embargo, el duelo de esta segunda vuelta se presume bien diferente, ante el cambio en el banquillo de Javier Zamora por el exentrenador rojillo Jota Cuspinera y la recuperación de jugadores importantes como Alessandro Gentile  y Edwin Jackson. La presencia de ambos jugadores con experiencia Euroliga dota de mayor talento a un perímetro ya de por sí peligroso con la presencia de Aleksa Avramovic, el jugador más destacado de los madrileños.

Casademont Zaragoza también contará con sus propias armas. El rendimiento de Jacob Wiley está siendo clave en la evolución del cuadro aragonés en las últimas jornadas y su presencia y actividad en la pintura será importante a la hora de cerrar el aro y dominar el rebote. Con un ataque productivo y asentado ya entre los mejores de la competición (87 puntos), el factor diferencial pasa ahora por elevar el rendimiento defensivo. Un aspecto clave en las aspiraciones del cuadro zaragozano, que se encuentra ahora mismo a dos victorias de la octava plaza de la clasificación.