Casademont sigue sin encontrarse y suma una nueva derrota (92-82)

Los de Sergio Hernández vuelven a caer presos de sus errores defensivos

Manu González /
Lance del partido. Imagen: ACB.
icono foto Lance del partido. Imagen: ACB.

Nueva derrota para un Casademont Zaragoza que sigue sin encontrarse, pagano de sus errores defensivos. Una vez más, y ya van demasiadas seguidas (seis en concreto), el equipo sigue nublado en defensa y, en Manresa, además, poco inspirado en ataque. Mason, Ferrari y las estrellas de un conjunto catalán que no ha acusado las bajas, han conseguido la victoria a costa los zaragozanos que pese a su prometedor inicio en defensa, no lograron cogerle el pulso a un partido que ha acabado 92-82. 

Un triple de Rafa Martínez fue el primer aviso de lo que los catalanes podían hacer. 9 a 4 se llegaron a poner tras los seis primeros minutos, situación que matizó San Miguel con un doble antes de acabar 12-7 en el ecuador del primer cuarto antes de acercar a su equipo con un triple. El partido estaba vivo, el partido bullía, los dos equipos jugaban fluido con el Casademont entonado que llegó a empatar a doce por medio de San Miguel. Ennis volvió a adelantar a su equipo minutos más tarde para poner el 15-16 para ya no volver a ir por debajo... el final de cuarto lo manejaron con mano firme y buen hacer defensivo para irse con un estimulante 15-21 en el marcador. 

Ferrari y Scott volvieron de la pausa buscándole las costuras a la defensa rojilla con dos dobles. Tras unos minutos de desacierto, Mason empató a 21. Vuelta a empezar... Ferrari le dio la vuelta al marcador con otro doble (23-21). Mason encendió las luces de alarma de la defensa rojilla con un triplazo... en seis minutos los de Sergio Hernández no habían anotado ni un punto. Una sequía extraña, que había que solucionar. De ahí que Brussino se pusiera el mono para lanzar un doble; Mason respondió con otro: 28-23 iba el partido de momento. Brussino, con un doble más uno mantuvo al Casademont de nuevo. Víctor Martínez anotó el segundo triple de los catalanes y San Miguel respondió con un doble. El partido volvía a fluir pero, tras un tiempo muerto, el Casademont se conjuró para mover algo, mandar en el marcador otra vez... sin éxito. Con un total de once perdidas balón y unos dominantes Sima y Pedro Martínez, el partido se fue al descanso con el Casademont seis puntos abajo. 

Tras una ligera mejoría en defensa pero lagunas preocupantes en ataque, los aragoneses necesitaban mejorar su juego, máxime cuando Ferrari anotó un doble al inicio del tercer cuarto. 38-30 y un partido que remontar. Pero los catalanes no quitaban el pie del acelerador: solo un triple de Benzing contuvo una ola que amenazaba con romper el botón de alarma del que habló Sergio Hernández en la previa. Y es que a falta de siete minutos para la tercera pausa el partido iba 47-38. Ennis y Benzing, con cinco tiros libres en total empezaron a arreglar el desaguisado, pero el equipo sufría demasiado, con Ferrari martirizando la defensa. Ennis se marcó un auténtico triplazo para mantener a su equipo en la lucha en un irregular tercer cuarto... En esos inquietantes derroteros se movía el partido, con la defensa rota del Casademont impotente ante los ataques catalanes, que se llevaban la mayoría de los rebotes. Parecía que se le iba al Casademont pero el león sacó las garras con un parcial de 0-10 con un Sulaimon sublime. Una manera de restañar una herida inquietante y un tercer parcial que se abrió como una sandía, con el parcial final de 28-28.

Dos triplazos de Ferrari primero y Benzing después saludaron un último cuarto de resonancias frenéticas. Dos dobles de Scott pusieron el 71-61 con ocho minutos por jugarse. San Miguel y Barreiro se fabricaron el 71-63 con un jugadón entre ambos. A falta de cinco minutos se llegó con todo abierto, cinco puntos abajo... Un par de desconexiones más y un triple de Suleimon acabaron con seis puntos abajo en el marcador restando tres minutos. Mason martirizó a la defensa penetrando como un cuchillo en la mantequilla antes del tiempo muerto pedido por Hernández. Cada vez que los rojillos amagaban con meterse en el partido, el Manresa les propinaba un golpe de realidad. La defensa era incapaz de detectar a Frankie Ferrari, con un Manresa gustándose en ciertas fases del desenlace. El equipo no logró cogerle el pulso a un partido que se le acabó yendo entre faltas personales y decepciones en ataque y defensa. Ahora, toca seguir reflexionando.

Baxi Manresa: Dani García, Rafa, Vaulet, Hinrichs y Sima. También jugaron Mason, Jou, Pedro Martínez, Hinrich, Ferrari, Scott

Casademont Zaragoza:  San Miguel, Ennis, Benzing, Harris y Benzing. También jugaron Hlinason, Sulaimon, Barreiro, Wiley, Brussino

Parciales: 15-21; 21-9; 28-28; 28-24