A confirmar la buena tendencia en Italia

El conjunto aragonés se desplaza hasta tierras italianas este miércoles para enfrentarse al Reggio Emilia

Aragón Deporte /
Mobley durante el encuentro ante Valencia Basket.
icono foto Mobley durante el encuentro ante Valencia Basket.

Casademont Zaragoza finaliza los encuentros a domicilio en la fase de grupos de la FIBA Europe Cup visitando al Unahotels Reggio Emilia. Tras estrenarse en la competición continental la semana pasada y encadenar dos victorias consecutivas, el cuadro rojillo tratará de sacar una importante segunda victoria lejos de casa que le permita cerrar su clasificación para la siguiente fase en el pabellón Príncipe Felipe.

Los caminos de Casademont Zaragoza y Unahotels Reggio Emilia vuelven a cruzarse más de un lustro después. Si en 2014 ambos equipos se enfrentaron en la EuroCup, ahora es la FIBA Europe Cup quien une sus caminos por el Viejo Continente. En aquella ocasión, los aragoneses fueron capaces de vencer en ambos enfrentamientos, con un segundo encuentro en Bolonia que certificó su clasificación para el Last 32, tras superar a un equipo que contaba en sus filas con viejos conocidos que pasaron antes o después por España como Achille Polonara, Ksistof Lavrinovic, Amedeo Della Valle o Drake Diener, quien a final de esa temporada firmaría por el club rojillo. Ahora, casi siete años después, Casademont Zaragoza quiere reeditar ese resultado para dar un importante paso que le permitiría poder certificar su clasificación para la siguiente ronda en los tres partidos consecutivos que disputará en el pabellón Príncipe Felipe.

Tanto transalpinos como españoles han sufrido multitud de cambios desde entonces, empezando por su nomenclatura y terminando por la configuración de su plantilla. Sin embargo, en la escuadra italiana figura uno de los protagonistas de aquel doble duelo: Andrea Cinciarini. El capitán de Unahotels Reggio Emilia ha regresado a la disciplina de Emilia-Romaña, tras seis temporadas defendiendo la camiseta del AX Armani Exchange Milano, para liderar el juego de un equipo que figura en la sexta posición de la Lega, con un balance de tres victorias en cinco partidos. 

De esta forma, el encuentro de mañana pondrá en juego la segunda posición del Grupo D y la oportunidad de defender esa posición en los últimos tres encuentros de esta primera fase, algo que Casademont Zaragoza haría al calor de su público en el pabellón Príncipe Felipe. Para conseguir tan ansiado premio, el equipo de Jaume Ponsarnau viaja a Italia con la baja de Jamel Mclean quien estará alejado de las canchas entre cuatro y seis semanas, tras el esguince de tobillo con lesión de grado III en el ligamento peroneo astragalino de su tobillo izquierdo. Por esta razón, el canterano Jaime Fernández completa la expedición del equipo.