Una visita al museo de la torre mudéjar más famosa de Zaragoza

La plaza de San Felipe acogió desde el siglo XVI la Torre Nueva, un edificio que sirvió de puesto de vigilancia y que dio la hora a los zaragozanos hasta su demolición en 1892

ARAGÓN CULTURA /
icono foto Los bajos del establecimiento Casa Montal albergan un museo dedicado a la Torre Nueva

La Torre Nueva fue la torre mudéjar más famosa de Zaragoza. Se construyó a principios del siglo XVI en la actual plaza de San Felipe. Cumplió una función de vigilancia durante los Sitios de Zaragoza, ante los ataques del ejercito francés, y dio la hora a los zaragozanos con su reloj de grandes dimensiones. El ayuntamiento comenzó a derribarla en 1892 debido a su inclinación y a su supuesta ruina.

El establecimiento Casa Montal, levantado en el espacio que ocupó este edificio mudéjar en la plaza de San Felipe, cuenta en el sótano con un museo dedicado a la Torre Nueva. Allí, puede contemplarse la última maquinaria del reloj durante el funcionamiento de la torre, un reloj que luego se instaló por un tiempo en un espacio próximo al campanario de la iglesia de San Felipe. 

Los visitantes del museo también pueden contemplar algunos materiales utilizados para levantar la torre. La técnica mudéjar que caracterizó a esta joya del patrimonio extinto de la capital aragonesa consistía en la construcción con ladrillos humedecidos. Ese fue el principal motivo por el que la obra estuvo inclinada desde los primeros tiempos. 

Fotografías

Fotografías