Un paseo por la judería de Calatayud

Entre muchos puntos de la geografía aragonesa, Calatayud fue un enclave judío importante y numeroso. Les proponemos un paseo por sus antiguas calles y espacios

ARAGÓN CULTURA /
(F. Turismo de Calatayud)
icono foto (F. Turismo de Calatayud)

Los judíos estuvieron presentes en la península ibérica más de 2.000 años. Desde el destierro de su pueblo en el 587 antes de Cristo hasta su expulsión en 1492. Su legado e influencia ha dejado un significativo poso en nuestro patrimonio, en la arquitectura, en la gastronomía e incluso en nuestro vocabulario.

Una lápida funeraria del siglo X parece ser la prueba más antigua de la presencia judía en la ciudad bilbilitana, aunque algunos expertos en el tema, como Álvaro López Asensio, opinan que los judíos podrían haber estado allí incluso antes de la fundación de la misma por los musulmanes en el siglo VIII.

El recinto ocupado por la judería en Calatayud estaba perfectamente delimitado con murallas y cerramientos que lo separaba de la ciudad cristiana. Tenía dos puertas de acceso al exterior y dos al planteamiento interior.

La presencia del pueblo judío se tradujo, entre muchas otras cosas, en la construcción de edificios emblemáticos, algunos de los cuales todavía se conservan hoy en día y de otros hay una inequívoca constancia documental. Por ejemplo existían dos castillos, el de Torremocha, que donó Jaime II a la comunidad bilbilitana en 1264, por lo que ellos costeaban el arreglo y reparaban los muros y también el castillo de Constant, por otro lado, que sirvió para otros menesteres

Pero había un espacio que superaba en número a todos los demás en esta antigua judería de Calatayud, las sinagogas. En los nueve barrios judíos documentados en la localidad, se ubicaban otros espacios como dos cementerios. En uno de ellos se encontró la lápida del siglo X que demuestra la presencia judía, y el otro, se encuentra actualmente muy cerca de Calatayud y todavía contiene restos de huesos y de ataúdes. Además, se ha documentado la existencia de otros espacios como dos carnicerías, un hospital, una posada y una taberna, una cárcel, el horno, y la denominada casa "donde bañan a los muertos".

Todas estas cuestiones, más detalladas y acompañadas de fotografías y mapas, aparecen en la ‘Breve guía de la judería de Calatayud’ que acaba de editar el Ayuntamiento y cuyo autor es el historiador Álvaro López Asensio. Esta guía permite sumergir al lector o al visitante en un viaje al pasado para reescribir la historia y recuperar el legado judío.

Audios

Reportaje 'Un paseo por la judería de Calatayud'
Descargar

Fotografías

Guardado en...

Audios

Reportaje 'Un paseo por la judería de Calatayud'
Descargar

Fotografías

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR