Un fotógrafo en el vacío

El arquitecto y fotógrafo Iñaki Bergera retrata paisajes urbanos en espera, periferias en desuso y el paso del tiempo arraigado a las estaciones de trenes abandonadas

ARAGÓN CULTURA /

Paisajes urbanos en espera, periferias en desuso, el paso del tiempo arraigado en una estación de trenes abandonada. Esa es la obra del arquitecto y fotógrafo Iñaki Bergera: "Soy una persona bastante poliédrica. Soy arquitecto, profesor, investigador, académico y fotógrafo", explica el aragonés.

La fotografía se convierte en el resultado de su mirada creando instantáneas de lugares vacíos que a su vez contienen todo tipo de información: "Vacío es latencia, es un espacio en espera y un lugar en el que pasan cosas. Me interesa mucho frente al ruido y a la proliferación de imágenes contemporánea. A los excesos que nos rodean".

La técnica no le interesa más allá del instrumento o utensilio. Aprendió de forma autodidacta para mostrar su mirada y, en sus palabras, "traer el discurso de la modernidad americana a la situación contemporánea y obligar al espectador a detenerse y mirar".

Guardado en...

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR