Tras los pasos de San Vicente en Huesca

La Asociación Ciudad Vicentina reúne los enclaves vinculados a la vida del mártir oscense con más proyección internacional

ARAGÓN CULTURA /
icono foto Frontal de la Diputación Provincial de Huescaprocedente de Santa María del Monte de Liesa

Con la celebración del XVII centenario del martirio de San Vicente en Huesca nació la Asociación Ciudad Vicentina que, preocupada por la amplia dimensión de todo lo que aporta este santo para los aragoneses, comenzó a trabajar en la creación de una ruta por los lugares por donde pasó el mártir y en los que dejó grandes huellas de su culto

La Ruta local visita los lugares vicentinos de la ciudad de Huesca que son las iglesias de la Compañía, el Convento de la Asunción, San Pedro el Viejo y el frontal de la Diputación procedente de Santa María del Monte de Liesa. La Ruta provincial incluye lugares como Santa María del Monte de Liesa, Albelda, San Vicente de Labuerda y Roda de Isábena.

Comenzamos el viaje desde Huesca y nos vamos a Liesa donde podemos ver un magnífico ciclo icnográfico completo de la vida de San Vicente en pinturas murales del siglo XIV. Son escasamente conocidas y tienen relación con el frontal de Liesa del que son una derivación. En las escenas aparecen el obispo Valero y Vicente custodiados por tres soldados con cotas de malla y el emperador Daciano. Son escenas del juicio y del martirio del diácono oscense.

Desde Aínsa hacia el norte, remontando la orilla derecha del río Cinca, y una vez rebasada la localidad de Labuerda, nos desviamos y a unos 2 Km. llegamos a San Vicente de Labuerda. La iglesia está poco antes de llegar al núcleo de población sobre una pequeña elevación. Conjunto que ha sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC). El templo es de nave única y fechado a principios del siglo XIII. Acaba en ábside, canónicamente orientado y con abundantes añadidos posteriores al XVI. La magnífica cabecera del templo muestra el retablo de San Vicente Mártir, salvado de su destrucción en la Guerra Civil gracias a que fue ocultado por los vecinos del pueblo.

Quedaría en último lugar el viaje a Roda de Isábena que merece un capítulo especial por ser Iglesia-catedral románica dedicada a San Vicente y posee una arqueta que dice la tradición que guarda los restos de San Valero, además de ser poseedora de muchas obras dedicadas a San Vicente, tapices, lienzos, orfebrería, dalmática etc. aunque algunas ya no se encuentran in situ en espera de ser devueltas.

Vídeos

Audios

Tras los pasos de San Vicente en la provincia de Huesca
Descargar

Vídeos

Audios

Tras los pasos de San Vicente en la provincia de Huesca
Descargar