Severino Pallaruelo: "Me asombra tanto la realidad que soy incapaz de encontrar historias más bonitas e interesantes"

Hijo y nieto de nabateros, el escritor y etnógrafo detalla su universo en 'El Tranvía Verde' de Aragón Radio

ARAGÓN CULTURA /
Pulsa para ampliar

Nació en Puyarruego, un pueblo del valle de Añisclo, en el pirineo aragonés. Es escritor, fotógrafo, etnógrafo, maestro, dibujante, antropólogo e hijo, nieto y sobrino de nabatero. Historia viva de Aragón. 

¿Es casualidad que el hilo conductor de la obra literaria de Severino Pallaruelo sea la etnografía? El de Sobrarbe explica en una entrevista en 'El Tranvía Verde' de Aragón Radio que "uno sí que sabe lo que quiere contar, pero lo que cuenta y cómo lo cuenta viene dado por las circunstancias". Atribuye las suyas a su infancia en los montes pirenaicos y a las historias de las gentes con las que convivió, que tanto le han interesado.

Introduce a los lectores personajes entrañables que confiesa que son "absolutamente reales con pelos y señales". Y es que Severino dice estar tan asombrado de lo que la realidad le ofrece que se siente "incapaz de encontrar historias más bonitas, divertidas, tristes, trágicas o alegres" que las que ve a su alrededor. "Esa es la fuente de todo lo que escribo".

Hijo y nieto de Nabateros

Cuando Severino Pallaruelo nació, hacía algún tiempo que los troncos habían dejado de bajar por el río y viajaban en camiones a sus destinos. Pero su abuelo, su padre y sus tíos habían sido nabateros durante muchos años. Desde niño escuchó hablar del río, de Fayón, de Mequinenza o de Tortosa como lugares cercanos y familiares. "La vida del río, el Cinca y el Ebro eran como de la familia", recuerda. Así surgió la recuperación de las Nabatas en el año 1983 que, a día de hoy, es una de las citas obligatorias en la historia y el patrimonio aragonés.

Pallaruelo también fue testigo de la marcha de las gentes de Puyarruego y del Valle de Añisclo a las ciudades, de la despoblación: "Estoy muy contento del mundo que conocí, con una sociedad que se parecía más a la de mis abuelos que a la que tenemos ahora mismo". Ahora le parece que vivir sin calefacción se le haría muy duro o habitar una casa con solo un par de horas de luz eléctrica o en un pueblo al que no llega la carretera. "No se trataba de una sociedad primitiva, este mundo me ha permitido valorar lo que tenía de excelencia", admite el autor.

De su etapa como maestro en Sabiñánigo solo tiene buenos recuerdos. Hasta 2007 fue profesor de Historia y Geografía en el Instituto Biello Aragón durante casi tres décadas. "Creo que hicimos cosas muy innovadoras y con la profesión de docente estoy encantado".

Cuadernos de campo, fotografías y vídeos

Además de escribir, Severino es aficionado a la fotografía y a la ilustración y al dibujo. Confiesa que es una disciplina que le ha hecho aprender mucho, que le ha abierto "un mundo fantástico". Unir el sonido de la naturaleza, la voz humana y la música con la imagen filmada, fotografiada o dibujada le asombra y fascina a partes iguales.

Audios

Entrevista a Severino Pallaruelo en 'El Tranvía Verde'
Descargar

Guardado en...

Audios

Entrevista a Severino Pallaruelo en 'El Tranvía Verde'
Descargar