Puertas y portales ilustres de la historia de la humanidad

La puerta de Alfonso XII del Palacio Real de la Granja se reabre tras 150 años pero no es la única

ARAGÓN CULTURA /
Puerta de Ishtar en el Museo de Pérgamo de Berlín
icono foto Puerta de Ishtar en el Museo de Pérgamo de Berlín

Hay puertas principales y traseras, blindadas y de cristal, falsas y francas, públicas y secretas, en forma de arcos de triunfo o en forma de gatera. Cada una de ellas puede significar mucho más que una puerta. Fijándonos bien la puerta siempre ha sido un gran recurso simbólico de la poesía, la literatura, y también lógicamente del cine.

En el universo de J. R. R. Tolkien, la entrada al Reino de Moria deja perplejos a los protagonistas de ‘El señor de los anillos’. La escena de Jim Carrey, convertido en Truman, saliendo por la puerta del gran plató de televisión en el que había estado durante toda su vida sin saberlo… no la olvidaremos nunca.

Tampoco cuando Jack Nicholson consigue romper una puerta hachazos y la atraviesa con un gesto inigualable… No queremos quedarnos con ese mal recuerdo, así que cambiamos rápido de tercio, porque sea como sea, abrir puertas siempre ha sido símbolo de acabar con una barrera. Hoy comenzamos hablando de una que ha estado 150 años cerrada hasta hace 9 días.

Se trata de la puerta de Alfonso XII del Palacio Real de la Granja, en la provincia de Segovia, y que ha quedado abierta para todo el público dando acceso a los jardines del Palacio Real desde el casco antiguo del municipio. Para la ocasión la famosa puerta ha sido restaurada, así como las jambas de fábrica contiguas y se ha mejorado la accesibilidad mediante la estabilización del firme del Paseo del rey apodado como ‘El pacificador’. 

Patrimonio Nacional ha sido la institución que ha permitido cumplir esta reivindicación histórica del pueblo, desde donde esperan que este gesto favorezca el turismo; porque estaríamos hablando de 700.000 personas que son las que cada año entran y salen de los jardines de Palacio y que ahora podrán pasar directamente por La Granja de San Ildefonso. Se han colocado paneles informativos y un puesto de control con contador de visitantes.

La puerta ya fue origen de controversia desde sus inicios porque se construyó en 1874 tras la demanda de varios propietarios de fincas del Real Sitio, quienes además la pagaron, pero se cerró definitivamente en 1904 por falta de entendimiento. Desde entonces, solo se había abierto para permitir el acceso a los trabajadores de los jardines que cuidan de los enormes tilos centenarios que la acompañan.

Otras puertas importantes en la historia de la humanidad

Otras puertas importantes en la historia serían sin duda las que nos ha regalado la naturaleza y a las que las leyendas o el turismo las han dotado de un enorme simbolismo. No tenemos que irnos muy lejos porque en el Pirineo se puede pasar por debajo del arco natural de Piedrafita, uno de los más espectaculares sin lugar a dudas que se puede encontrar en todo el país. 

Pero si activamos google earth podemos viajar al desierto de Utah, en Estados Unidos donde se pueden admirar las elegantes curvas del Arco Delicado que figura en todas las postales y que aparece hasta en las matrículas porque es el símbolo oficial del estado. Es una formación de roca arenisca, esculpidas por la erosión, y tiene 52 metros de alto. Aislado sobre un risco rojizo el mejor momento para contemplarlo es al atardecer.

Otra bóveda natural de este calibre podría tener los días contados en la costa jurásica de Dorset en Reino Unido. Durdlee Door es un arco de roca erosionado de forma natural en la piedra caliza, parece atemporal, aunque la corrosión del Canal de la Mancha puede hacer que algún día llegue a desmoronarse. Es la imagen más fotografiada de este abrupto litoral inglés.

Fuera ya de lo que la naturaleza nos regala, repasamos otras puertas construidas por las personas con mayor o menor sentido, según se mire, claro. En Wagah, justo entre la India y Pakistán, en el paso fronterizo, se hace una ceremonia de cierre de puertas todos los días, bueno, todas las noches. Hay dos puertas metálicas equidistantes en la frontera de la única carretera que hay entre los dos países: una naranja, blanca y verde, y otra con una luna creciente y una estrella. Se hizo tras la separación en 1947 y cada noche los guardias de ambos países hacen todo un ritual para cerrar las puertas que está lleno de pompa y patriotismo. 

Nos vamos ahora a Japón, para hablar de una puerta de lo más celestial. Florece en mitad del mar, es una de las llamadas torii (puerta tradicional) y además de flotante, parece un pictograma de la escritura japonesa; es roja y da entrada al santuario de Itsukushima, que se sitúa cerca de Hiroshima. Además, está reconocido como uno de los mejores ejemplos de arquitectura tradicional integrada en un extraordinario paisaje natural.

Para cerrar las puertas de este reportaje sobre puertas, nos detenemos en el Museo de Pérgamo de Berlín, donde se abre una fascinante ventana al mundo antiguo. Allí los visitantes y turistas, ahora en menor medida, pueden visitar la reconstruida puerta de Ishtar, del reinado de Nabucodonosor en Babilonia. Los que la han visto, dicen que es imposible no quedar deslumbrado ante su tamaño y por la reconstrucción hecha con ladrillos vidriados en tonos azules y ocres de todo su entorno. Incluso fuera de su contexto original es una puerta imprescindible que todo viajero debería ver y cruzar al menos una vez en su vida.

Audios

La puerta de Alfonso XII del Palacio Real de la Granja se reabre tras 150 años
Descargar

Guardado en...

Audios

La puerta de Alfonso XII del Palacio Real de la Granja se reabre tras 150 años
Descargar