Pablo Gracia: "Al vernos, mucha gente se atreve a hablar de la Guerra Civil"

El historiador dirige el curso extraordinario de la Universidad de Zaragoza 'Public History: Guerra Civil, recreación histórica y puesta en valor del patrimonio' en Robres

ARAGÓN CULTURA /
Pulsa para ampliar

La localidad de Robres acaba de ser la sede del curso extraordinario de la Universidad de Zaragoza 'Public History: Guerra Civil, recreación histórica y puesta en valor del patrimonio' que dirige el historiador Pablo Gracia.

¿Qué sensaciones se os han quedado tras el curso y el colofón?

Satisfacción pero también cansancio, porque es una carrera contra la burocracia para echar los papeles en todos los sitios y una carrera organizativa. Con esto del Covid hay que tener un plan B y un plan C, pero afortunadamente ha salido todo bien. Una vez has descansado lo que te queda es una sensación de bienestar y orgullo de que haya sido algo tan impresionante.

¿Cuál era el objetivo de este curso extraordinario?

Poner en valor la recreación no como un concurso de disfraces, sino como una arqueología experimental. Una forma de sentir más cerca el conflicto, más empática y menos política. Para saber realmente lo que sentía un soldado tienes que ponerte en su piel, hacer instrucción al sol en los Monegros, con ropa muy parecida que imita a la perfección los colores y tejidos. Eso te da un conocimiento sobre estas sensaciones. Hay una investigación detrás, un gusto y un cuidado por los detalles que queremos potenciar desde la universidad.

¿Qué entendemos por "Living History"?

La living history es alejar la concepción de la historia de que está en un libro polvoriento guardado en una biblioteca remota, es algo que se puede tocar, que está en la calle y en lo que la sociedad puede participar.

¿Y cómo transmite un recreacionista esta empatía a los espectadores?

Hablando. El recreador te puede dar información y hacer partícipe de sus sensaciones. Por ejemplo, teníamos a una enfermera que en su vida real lo es pero cuando recrea se convierte en una sanitaria de los años 30. Ella va a ser más creíble en su papel que yo, porque sabe cómo se venda un brazo.

¿Qué temas e ideas se han tratado en el curso? ¿Habrá segunda edición?

El curso se hizo a lo largo de varios días combinando teoría y el contacto con la gente para divulgar la historia, también una batería de fotografías para explicar diferencias entre uniformes y otros símbolos y señas de identidad. El tercer día nos fuimos de excursión por los Monegros para descubrir ejemplos de patrimonio recuperado: trincheras, fortificaciones e incluso lugares que habría que recuperar como el aeródromo de Sariñena. Ha venido gente de Málaga, de Valencia, de País Vasco y se ha vuelto a su casa con un conocimiento sobre el patrimonio de la Guerra Civil en Aragón fascinante.

El curso culminó en una recreación histórica de un campamento republicano en Robres por el que pasaron alrededor de 150 personas. ¿Qué zonas o escenas pudieron contemplar?

El Ayuntamiento de Robres colaboró desde el minuto uno y, sin su ayuda, no hubiéramos podido poner este broche. Teníamos un puesto de sanidad para hablar de la importancia de mantener una higiene adecuada, había unos soldados haciendo instrucción y aprendiendo a leer y a escribir para interpretar mapas, órdenes y misivas. Por supuesto también montamos una pequeña cantina para beber agua fresca y comer galletas, pan y otras cosas de la época y el puesto de mando con un mecanógrafo enviando órdenes sin cesar.

El interés que suscitan este tipo de recreaciones queda demostrado. ¿Cómo definirías la situación de las recreaciones de esta época en Aragón y en España respecto a otros países?

Prometedora. Tengo mucha esperanza de que siga avanzando y se popularice. Una de las cosas más bonitas de la recreación de la Guerra Civil, un conflicto visceral y horrible, es que al vernos mucha gente se atreve a hablar de la Guerra Civil. Gente que tras la contienda dejó de hablar, independientemente del bando. La recreación hace que afloren recuerdos cuando nos visitan. En mi casa siempre había habido tabú y a raíz de recrear yo esta época, se empezó a ver con más naturalidad. Se recuperan historias que también llaman la atención de otros países como Polonia, Estados Unidos o Canadá.

Audios

Entrevista a Pablo Gracia en 'El Tranvía Verde'
Descargar

Guardado en...

Audios

Entrevista a Pablo Gracia en 'El Tranvía Verde'
Descargar