Miradores de Teruel y su comunidad

El historiador Juan José Barragán recopila la historia y el patrimonio que se avista desde los paisajes turolenses

ARAGÓN CULTURA /
Monumento a los espigoleros en Escorihuela (F. JJ Barragán)
icono foto Monumento a los espigoleros en Escorihuela (F. JJ Barragán)

El punto estratégico desde el que Juan Bautista Labaña urdió su mapa del Reino de Aragón en el siglo XVII, uno de los santuarios celtibéricos más importantes que se han descubierto hasta la fecha, el relajante sonido de los amanaderos de Riodeva o la importancia del yeso y del espliego en la vida cotidiana de los aragoneses de siglos pasados, son algunos de los detalles que el investigador Juan José Barragán nos invita a descubrir en su libro 'Miradores de Teruel y su comunidad'.

Un viaje a los espectaculares paisajes que esconde el territorio, escondidos entre los agrestes valles y montañas del sur de Aragón. Una panorámica en todos los sentidos que, además, aporta datos inéditos hasta la fecha, como el menú de la copiosa cena de la Corte de Jaime I acontecida en Cedrillas el 14 de octubre del año 1300.

Barragán conduce a los lectores al antiguo castillo de Ababuj, del que solo queda su imponente torre medieval y desde el que se contempla el Valle Alto del Río Alfambra. Allí, los murales de la ermita de Santa Ana protagonizan otro de sus libros, disponible en algunas de las bibliotecas más importantes del mundo.

Otro de los miradores se sitúa en la Baronía de Escriche, uno de los pocos lugares donde una leyenda sirvió para justificar un territorio y el sometimiento de su pueblo con el poder de "merum mixtum imperium", con castigo y muerte sobre sus siervos. En el volumen, se incluyen fotos inéditas sobre la Casa Grande, palacio barroco de estilo aragonés ubicado en Corbalán y que conserva en su interior una de las mejores colecciones de pintura mural barroca, del siglo XVIII.

El mirador de Cuevas Labradas esconde las casas cueva de Villalba-Baja o Peña de los Moros, desde el mirador de Escorihuela, se encuentra el yacimiento arqueológico de La Cañada o los Aljezares, un espacio donde se excavaba y preparaba el yeso, empleado en la construcción de edificios tradicionales de la zona. También la abundancia de espliego, cuya recolección ayudó a ganar jornales a la gente del campo cuando había finalizado el ciclo de las cosechas y cuya historia puede descubrirse en el Centro de Interpretación del Espliego de la localidad.

Desde el MIrador de Galve, se avistan dos tesoros que pasan inadvertidos a sus visitantes: el espectacular retablo mayor de su iglesia parroquial, realizado en yeso, arte tradicional de Aragón y donde se representan a personajes del evangelio a tamaño natural y vestidos de época, con atuendos tradicionales del siglo XVIII ; También el cañón sobre el río Alfambra que se cruza a través de una pasarela conocida como Los Alcamines, con vistas a la colonia de buitres de Peña Amarilla.

Audios

Entrevista a Juan José Barragán en 'El Tranvía Verde'
Descargar

Fotografías

Guardado en...

Audios

Entrevista a Juan José Barragán en 'El Tranvía Verde'
Descargar

Fotografías