Marianico el Corto, Irene Vallejo, Julia Dorado y Antón Castro, entre los Premios José Antonio Labordeta

Los galardones se entregarán el lunes, 30 de noviembre, en el Teatro Principal en una gala que homenajeará al músico turolense Joaquín Carbonell

ARAGÓN CULTURA /
Pulsa para ampliar

El actor Miguel Ángel Tirado (Marianico el Corto), la filóloga y escritora Irene Vallejo, la pintora Julia Dorado, el periodista y escritor Antón Castro, Casa Pascualillo y las UCIS de los hospitales aragoneses han sido galardonados con los VI Premios José Antonio Labordeta. El acto de entrega de estos reconocimientos se celebrará el lunes 30 de noviembre, a las 19 horas, en el Teatro Principal de Zaragoza. La gala se cerrará con un homenaje a Joaquín Carbonell, reconocido cantautor aragonés íntimamente ligado a la vida y a la música de José Antonio Labordeta, que falleció el pasado mes de septiembre a consecuencia de la COVID-19. Aforo reducido al 25% y entrada al acto con invitación.

Este no ha sido un buen año para la sociedad española, como no lo ha sido para la mundial. Hay mucho sufrimiento detrás de una pandemia que no esperábamos y que ha dejado miles de muertos en nuestro país, vidas truncadas y proyectos interrumpidos. Por ello esta gala va a ser muy especial, porque lo que no ha matado este virus son las ganas de la Fundación José Antonio Labordeta de premiar  y reconocer a las personas que han enriquecido nuestras vidas y las han hecho más llevaderas con sus creaciones, no solo en estos duros meses sino durante toda su trayectoria; personas e instituciones comprometidas con su tiempo a través del arte y de su trabajo.

Por ello, estos premios de ámbito nacional que organiza y otorga la Fundación José Antonio Labordeta llegan con más fuerza e ilusión que nunca para quedarse este año en Aragón, y reconocer y distinguir a personas, organizaciones e instituciones que han destacado por su labor profesional, esfuerzo y perseverancia en cada uno de sus ámbitos; pero también por su humanidad y su compromiso social. Este año los VI Premios José Antonio Labordeta han recaído en:

El actor Miguel Ángel Tirado (Marianico el Corto), que recibirá el premio a Toda una Carrera, por la calidad humana y el compromiso que ha mantenido desde hace 40 años con el oficio de cómico para hacer reír a varias generaciones. Como su personaje y alter ego en la exitosa serie “El último show”,  este hombre de apariencia afable, testarudo, socarrón e inteligente, no ha dejado de perseguir sus sueños ni un solo día de su vida.

El Premio Aragón José Antonio Labordeta se entregará a Casa Pascualillo, un restaurante que durante ocho décadas ha sido un referente en El Tubo zaragozano. Ha sido un lugar de reunión, al calor de su cocina, de trabajadores, artistas, políticos, deportistas y gentes de todas las profesiones. Este mismo mes ha cerrado sus puertas por la pandemia. Sirva este premio como reconocimiento a él y a todos los negocios de hostelería y restauración que se han arruinado y han tenido que cerrar por esta misma causa.

La filóloga y escritora Irene Vallejo, que acaba de ser galardonada con el Premio Nacional de Ensayo, entre otros reconocimientos, por su obra “El infinito en un junco” (Siruela), recogerá el Premio de Literatura José Antonio Labordeta. Este libro genial y  universal, que ya ha alcanzado una veintena de ediciones y traducido a todos los idiomas posibles, ofrece un viaje personal, erudito e instructivo por la historia del libro y de la cultura en el mundo antiguo. Pero transmite mucho más: un sentimiento de colectividad en el que tanto la propia autora como quien la lee se reconocen. Es el amor al libro y el placer de la lectura contado como una hermosa fábula.

El Premio de las Artes se entregará a Julia Dorado y simboliza la lucha y la decidida entrega de esta mujer al arte. Premio Aragón-Goya por su trayectoria. Esta artista fue miembro del Grupo Zaragoza, vivió en Francia, Italia y Bélgica,  y siempre haestado en continua investigación y búsqueda en las disciplinas de las artes plásticas que ha trabajado (pintura y grabado), apostando por la abstracción informalista, pero sin renegar de la figuración. Ha realizado más de cincuenta exposiciones individuales. Desde 2012 reside en Zaragoza.

El premio de Comunicación lo recibirá el periodista y escritor  Antón Castro, por fomentar y difundir las actividades culturales, por dar voz a todas las artes, contribuyendo con ello al enriquecimiento del patrimonio cultural, bien desde la prensa, con su obra literaria o a través de su participación activa en diversos ámbitos de la creación artística y literaria. Por ello también se le concedió el Premio Nacional de Periodismo Cultural en 2013, entre otros galardones. Nacido en Galicia pero residente desde finales de los años 70 en Aragón ha ejercido su profesión de periodista en diversos medios de comunicación (hoy en Heraldo de Aragón y Aragón TV).

El premio a los Valores Humanos es para las UCIS (Unidades de Cuidados Intensivos) de los hospitales aragoneses. Sirva este galardón como reconocimiento a la gran labor de todo el personal sanitario  que ha luchado y lucha contra esta pandemia con la medicina, pero también con su humanidad, cercanía y compañía a los enfermos.  

Los premios se entregarán en una ceremonia presentada el actor y humorista Jorge Asín. Como ya es habitual, Luis Grañena realizará un dibujo-caricatura para la presentación de cada uno de los galardonados. A los premiados se les entregará un busto de José Antonio Labordeta, realizado en acero corten e inspirado en las esculturas de Pablo Gargallo.

El acto contará con música en directo a cargo de la cantante turolense Isabel Marco, junto  a  Alfredo González al piano y coros, quienes que acompañará la gala con la interpretación de temas de José Antonio Labordeta y el hermoso tema de Joaquín Carbonell “Quisiera darte el mar”, en la parte de su homenaje.

Estos premios cuentan con la colaboración de: Ayuntamiento de Zaragoza, Gobierno de Aragón e Ibercaja.

Miguel Ángel Tirado

Miguel Ángel Tirado (Marianico El Corto) nació en el barrio de Torrero de Zaragoza en 1949. En 1982 comienza su carrera artística como actor cómico participando en programas de Radio Zaragoza y en locales de su ciudad. Desde 1986 hasta 1989 actúa en el teatro Lido y ese mismo año participa en programas de TVE como "Directo en la Noche" o "Si lo sé no vengo”. En 1990 se hace muy popular por su participación en el concurso de humor "No te rías que es peor" en el que estaría hasta 1993. Desde entonces hasta el 2000, participa en los elencos de diversos programas y cadenas, desde "Sonría, por favor" a "Gran prix del verano" y "¿Qué apostamos?". También compagina estas intervenciones con revistas musicales, muchas de ellas con el grupo baluarte Aragonés.

En 2013 llega un nuevo éxito al copresentar el programa de Aragón TV “Me gusta Aragón” junto a Adriana Abenia. El programa arrasa en audiencia y se convierte en historia del canal autonómico. Para esta misma cadena, en 2020 produce y estrena la serie “El último show”, una comedia dramática en la que Tirado interpreta una versión ficticia de sí mismo.

El personaje de "Marianico El corto" le ha dado a Miguel Ángel Tirado una vida de actor, de reconocimiento y el cariño del público. Nace de la identificación de Tirado con el hombre de campo de su tierra. El nombre de "Marianico”  tiene su origen en el nombre de su abuelo y en la escasa estatura del actor, 160 centímetros.  Ataviado a la típica usanza de campo: camisa blanca, chaleco, faja roja y boina. La forma de hablar, con acento de Aragón, complementa el personaje humorístico arraigado en el sentir del pueblo aragonés y su forma de percibir el mundo.

Casa Pascualillo

Casa Pascualillo. Desde don Pascual a Guillermo Vela Álvarez han pasado tres generaciones de restauradores (81 años en manos de la misma familia), que hicieron de Casa Pascualillo en la popular zona zaragozana de El Tubo un lugar de encuentro entre la cultura y el buen comer, un lugar de reunión de trabajadores, artistas, políticos, deportistas y gentes de todas profesiones en torno a la mesa. Premio a la mejor cocina familiar 2008 de Aragón, otorgado por la Academia Aragonesa de Gastronomía, El Tubo se ha quedado este martes sin uno de sus bares más antiguos, porque ha tenido que echar el cierre debido a la crisis económica que ha provocado la actual pandemia.

No es la primera vez que Casa Pascualillo tenía problemas económicos, a mediados de los años 80 también pasaron algún bache, sin embargo, supieron sobrellevarlo, pero esta crisis ha sido aún mayor y no han podido hacerle frente. Se pone fin así a un santo y seña de la zona de bares más famosa de Zaragoza, un bar en el que triunfaron sus menús asequibles, sus cocidos de los jueves y, sobre todo, las 'cigalas de la huerta', esos ajicos tiernos fritos con sal gorda, que se convirtieron en su tarjeta de presentación.

Irene Vallejo

Irene Vallejo (Zaragoza, 1979). Doctora en Filología Clásica por las universidades de Zaragoza y Florencia, su labor se centra en la investigación y divulgación de los autores clásicos. Compagina esa labor con su actividad literaria. Fruto de ella es el libro “El infinito en un junco” (Siruela), todo un best seller con el que ha obtenido el Premio Nacional de Ensayo de 2020, entre otros galardones,  y en el que narra la historia del libro y de la cultura en el mundo antiguo “desde una magnífica capacidad narrativa, la autora conjuga rigor y sentido histórico en el contenido con un extraordinario gusto por la escritura, y proyecta una mirada fresca que va más allá del ensayo e incorpora elementos de otros géneros, sumando nuevos lectores a un tipo de literatura cuyo público crece día a día”.

En 2011 publicó su primera novela, “La luz sepultada”, una historia de suspense. Su segunda novela fue “El silbido del arquero” (Contraseña), en la que plantea una historia de aventuras y amor, ambientada en tiempos legendarios, recordando a los conflictos contemporáneos. También ha cultivado la literatura infantil y juvenil con las obras “El inventor de viajes”, ilustrada por José Luis Cano, y “La leyenda de las mareas mansas”, en colaboración con la pintora Lina Vila. Colabora en los periódicos Heraldo de Aragón y El País, con artículos en los que mezcla temas de actualidad con enseñanzas del mundo antiguo.

Julia Dorado

Julia Dorado (Zaragoza, 1941). Pintora y grabadora. En 1955 comienza sus estudios en la Escuela de Artes y Oficios de Zaragoza y en 1965 se titula por la Escuela Superior de Bellas Artes de Barcelona, obteniendo el título de profesora de Dibujo. Antes, en 1963, se integra al Grupo Zaragoza. Tras disolverse el grupo, en 1966, marcha a París para trabajar en nuevas experiencias pictóricas. Vive en Barcelona t cursa estudios de litografía y grabado en metal en sus diferentes técnicas. Ilustra diversas publicaciones, viaja por diferentes países y en 1981 abandona la docencia para dedicarse a pintar. Vive en Italia desde 1982 a 1985. En 1988 fija su residencia en Bruselas. Regresa definitivamente a su ciudad en 2012, año en el que recibe el Premio Aragón-Goya.

Ha realizado más de 50 exposiciones individuales, entre ellas las muestras protagonizadas en el Palacio de Sástago y en La Lonja de Zaragoza. Julia Dorado ha procurado no encasillarse nunca y siempre ha estado en continúa investigación y búsqueda. Es una pintora que se mueve en la abstracción informalista, pero sin renunciar a la figuración, especialmente en su obra gráfica, También ha practicado el collage y el texto como fondo de las pinturas.

Hay que destacar que donó al Museo del Grabado de Fuendetodos una parte de su obra gráfica en la que se destacan dos periodos: el de 1965 a 1969 realizada entre Zaragoza y Barcelona, y el que se desarrolla en Bruselas entre 1993 y 1998.

Antón Castro

Antón Castro. Antón Castro es escritor y periodista. Nació en Lañas-Arteixo y reside en Zaragoza desde 1978. En el verano de 1987 ingresó en ‘El día de Aragón’, y ahí empezó su carrera en la sección de cultura, y dirigió la segunda época del suplemento literario ‘Imán’. Pasó a ‘El Periódico de Aragón’, y coordinó la sección y los suplementos ‘Rayuela’ y ‘La Cultura’. En 2001 ingresó en ‘Heraldo’, donde asume el suplemento ‘Artes & Letras’ desde entonces, casi 700 números. Ha trabajado en radio y televisión. En Aragón Televisión dirigió 280 emisiones de ‘Borradores’, colaboró cuatro temporadas en ‘Por amor al arte’ y ha conducido tres temporadas de ‘Sin cobertura’, el programa de Javier Calvo Torrecilla sobre la despoblación y la memoria del mundo rural. En 2013 fue galardonado con el Premio Nacional de Periodismo Cultural por su difusión de la cultura en la prensa y la televisión, así como en su blog y en sus perfiles de redes sociales.

Ha firmado más de una treintena de libros: poesía, relato, novela, historia, periodismo, cine, fotografía, deporte y arte. Se considera, ante todo, un contador de historias. Y reconoce a José Antonio Labordeta como un amigo, un modelo de ser humano y un maestro necesario.

Homenaje a Joaquín Carbonell

Joaquín Carbonell. El músico turolense, periodista y escritor Joaquín Carbonell (Alloza, Teruel, 1947) es, sobre todo, una figura clave en la música popular aragonesa. Falleció este mes de septiembre, víctima de la COVID-19, a los 73 años de edad.  El año pasado, el 2 de diciembre de 2019, celebró en el Teatro Principal de Zaragoza sus 50 años en la música, en un emocionante acto que dio lugar a un libro-cedé con sus canciones y sus evocadores textos Recibió la Medalla al Mérito Cultural de Aragón en 2019, entre otros galardones. El cantautor había comenzado antes del confinamiento una gira de actuaciones para celebrar sus 50 años sobre los escenarios.

Como cantante es un referente de la música de autor en Aragón y en España junto con otros artistas como José Antonio Labordeta, que le influyó notablemente desde su adolescencia y con el que mantuvo una gran amistad y fue compañero de escenario. “Pero Joaquín, no solo llegó a la canción popular empujado por el autor del Canto a la libertad sino que creció a su lado, formando parte del trío de oro de la canción popular aragonesa de los setenta, junto a La Bullonera, removiendo conciencias y lucha social junto a él y siendo parte de su club de amigos selectos.

Carbonelll se consideraba un "intruso en este oficio tan disparatado" del arte, pero recorrió todas las capitales de España y llegó a grabar más de 150 canciones en 15 discos, entre ellas la extraordinaria ”Me gustaría darte el mar” con la que siempre se emocionaba, además de publicar varias novelas, poemas, tres biografías y algún ensayo.

Entre sus obras literarias destacan títulos como “Un tango para Federico”, “El artista” o “Querido Labordeta”', en la que retrata a José Antonio Labordeta, quien fuera su profesor y compañero de escenario en los últimos años junto a Eduardo Paz, del grupo La Bullonera, con los que grabó el disco “Vayatrés”. Asimismo, en los últimos años también formó parte del grupo Los Tres Norteamericanos, con Gran Bob y David Giménez. La muerte interrumpió varios proyectos como la redacción de sus memorias y la realización de un documental sobre el colegio San Pablo de Teruel, en el que conoció a José Antonio Labordeta.

Guardado en...