Las pinturas negras de Goya cumplen 200 años

El Museo del Prado aloja un catálogo de cuadros del pintor zaragozano que han sido objeto de multitud de análisis

ARAGÓN CULTURA /
icono foto Goya decoró las paredes de dos habitaciones de la Quinta del Sordo, en Madrid, con las pinturas negras

Las pinturas negras, el conjunto de obras oscuras que realizó Francisco de Goya en su última etapa en España, cumplen 200 años: los mismos que el Museo del Prado donde se alojan. Este catálogo de cuadros ha provocado multitud de análisis tanto de su significado como del motivo de este oscurantismo en algunas de las creaciones más importantes del pintor zaragozano.

Frustración ante la enfermedad, pensamientos sobre la ignorancia, el poder de la seducción, interpretaciones múltiples que buscan dar respuesta a la oscuridad en las creaciones, por momentos grotescas, de la última etapa artística de Goya en Madrid. Se trata de una etapa en la que el pintor "ha dejado para sus hijos todo lo que podía, y nunca estaba fuera de la razón, nunca estaba loco, estaba tal vez melancólico eso sí", apunta Gudrun Maurer, conservadora del Área de Pintura española en el Museo del Prado

Entre las 14 pinturas negras con las que Goya decoró las paredes de dos habitaciones de la Quinta del Sordo, casa de campo a las afueras de Madrid, hay obras representativas como 'Duelo a garrotazos, 'Saturno devorando a su hijo' o 'Aquelarre'. 

"La seducción puede llegar a un punto en que realmente se olvida todo lo que debería importar a la razón", añade Maurer, sobre esta colección pictórica de Goya. Un último manifiesto de arte e historia del hombre. Un legado de sentimientos racionales, que nunca van a cambiar. 

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR