EXPOSICIÓN

La niebla zaragozana protagoniza "Mapa" de Fernando Martín Godoy

A la exposición “Mapa” le acompaña un catálogo homónimo que recoge las obras de Fernando Martín Godoy junto a los textos de Luis Francisco Pérez y Chus Tudelilla.

Aragón Cultura /
Pulsa para ampliar

La ciudad de Zaragoza alberga, además de historia y mucha niebla, recuerdos de edificios históricos que ya no están. A través de un paseo por la memoria, de esos elementos desaparecidos, Fernando Martín Godoy ha construido su última exposición: “Mapa”. Una travesía llena de claroscuros arquitectónicos, máscaras reales y ficticias del autor que se combinan con escenarios destruidos, retratos familiares y ladrillos desparramados en la penumbra. La muestra se encuentra en el Paraninfo de Zaragoza hasta el próximo 8 de enero.

Afincado en Londres, Fernando Martín Godoy reúne en “Mapa” una selección de sus últimos trabajos, en el que la oscuridad se erige como protagonista, siempre con el propósito de ver en ella, verdades ocultas a la luz: el desorden del mundo o la necesidad de reconocer una y otra vez la identidad de uno mismo.

La composición de “Mapa” se nutre de los elementos diversos que Godoy trata en sus cuadros: “Temas que tienen que ver con el territorio, con la ciudad de Zaragoza, con la arquitectura de la ciudad, con la familia, con los artistas que me han influido, que he tomado como modelos”, cuenta el artista.

Edificios históricos de la capital aragonesa como el Teatro Pignatelli o la Torre Nueva regresan a la cartografía a través de cuadros como “Zaragoza desaparecida”, iluminados por el artista desde las alturas, siempre bajo una pigmentación tenebrosa. “Fernando ha sabido recoger nuestra ciudad desde su punto de vista con determinados elementos ya desaparecidos, lo cual yo creo que todavía enriquece más el cuadro”, ha comentado a cerca de la obra Josefina María Yolanda, vicerrectora de Cultura y Proyección Social de la Universidad de Zaragoza.

De la memoria colectiva a los asuntos personales. La segunda sala de exposiciones dedicada a Godoy explora la relación entre el artista y sus familiares. Retratos y máscaras cuelgan de las paredes estableciendo un árbol genealógico. Los autorretratos, a través de la serie “Alone in the dark”, con figuras oscuras que en ocasiones se alejan de la imagen del artista, con ella Godoy busca “ensayarse” continuamente como único modo de escapar de la “máscara”, una autoexploración que comparte con Rembrandt.

Tanto Godoy, como Chus Tudelilla, han comentado durante la presentación de la muestra la dificultad de estructurar la misma, puesto que la pandemia y el Brexit han dificultado el trasporte de las obras hasta Zaragoza.

Más sobre "Mapa"

Es el título elegido por Fernando Martín Godoy para su exposición en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. Se trata de un mapa singular, pues no es su propósito describir el mundo, y mucho menos transformarlo. Fernando Martín Godoy se quiere viandante en el mapa, motivado por la necesidad de fijar los lugares del viaje y el recordatorio de cada una de las etapas, al decir de Italo Calvino. De su estudio en Londres, donde reside en la actualidad, irradia esta cartografía pictórica configurada por imágenes que condensan tiempos distantes en espacios intermedios entre la realidad y la ficción. Un mapa, en definitiva, que hacemos nuestro con el ánimo de atender y compartir los temas que ocupan sus obras, tales como la obligatoriedad de ver en lo oscuro y en las grietas de un mundo en desorden, o la imperiosa necesidad de ensayarnos una y otra vez, para reconocernos y relacionarlos, sorteando el férreo control que la cultura mediática ejerce en la construcción de las identidade

Guardado en...