La historia del aragonés Paco Ponzán

'Vuelta atrás' rescata la figura de este aragonés exiliado que fue fusilado por la Gestapo

ARAGÓN CULTURA /

La II Guerra Mundial llenó Europa de campos de refugiados, de concentración e incluso de exterminio. En algunos de ellos fueron confinados un buen número de aragoneses, que huían tras el triunfo de los sublevados en la Guerra Civil española.

En uno de los campos franceses de refugiados hubo multitud de españoles. Uno de ellos fue Francisco Ponzán, consejero de Transportes y Comunicación en Caspe. Poco antes de que empezara la Guerra Civil, se afilió a la CNT, a la que también pertenecía Ramón Acín, profesor de magisterio durante casi dos décadas y formó a cientos de jóvenes como profesores.

Cuando los republicanos perdieron la guerra, Ponzán se marchó a Tolouse. Tras pasar una temporada en el campo de concentración de Vernet, se unió a la Resistencia contra la ocupación nazi.

En 1934, fue detenido y encarcelado por el ejército de Hitler y fusilado por la Gestapo. Dos días más tarde, Francia fue liberada por el ejército aliado. Sus cenizas reposan en el cementerio de Buzet (Francia), donde un monolito recuerda a los héroes de la Resistencia asesinados.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR