La curiosa ermita de Caspe

En una isla en el Mar de Aragón se ubica una construcción a la que solo se puede acceder en barca

ARAGÓN CULTURA /

En una isla en el embalse de Mequinenza se ubica la ermita-monasterio de la Magdalena. Sólo se puede llegar a ella en barca o a pie cuando el nivel de las aguas lo permite.

Según indica el SIPCA, consta de una nave de tres tramos cubiertos con bóveda de medio cañón con lunetos, un tramo más profundo destinado a crucero, cubierto con cúpula sobre pechinas, en la que se abren ocho lunetos y un presbiterio rectangular cubierto con una linterna cilíndrica y rodeado por un pasillo a modo de deambulatorio de planta cuadrada.

La nave se encuentra prolongada por otro tramo de iguales características a modo de atrio, por donde se accede a la iglesia lateralmente como fondo a una gran escalinata. Flanquean el edificio religioso dos construcciones para romerías.

José Manuel Ferrero es el director del Camping de Caspe, que oferta visitas a este curioso paraje, y explica que la ermita era en realidad un convento, que formaba parte de la Orden de San Juan, propietaria del Castillo del Compromiso del Bailío en Caspe.

Guardado en...

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR