El discurso estético de Ira Torres

La artista plástica zaragozana reflexiona en sus obras sobre la globalización, el capitalismo y la sociedad de consumo

ARAGÓN CULTURA /

Desde siempre tuvo claro que su futuro era el arte y la creación. Al poco de terminar los estudios universitarios, la artista Ira Torres decidió crear su propio estudio y cumplir así uno de sus sueños. 

Es lo suficientemente humilde como para no proclamarse la voz de su generación, pero es "hija de su tiempo", dice, y por eso Ira Torres habla de lo que le rodea. La globalización, el sistema capitalista, la sociedad de consumo subyacen en su discurso estético, plagado de referencias a la cultura digital de los años ochenta y noventa.

La artista abre sus diálogos entre las cuatro paredes de su estudio, a veces para retratar el presente y otras con el ánimo de revisar lo establecido: "Estamos súper saturados por un montón de imágenes, de noticias, de lecturas, de opiniones".

Ira Torres no considera su día a día un trabajo, sino un modo de vida, un pensamiento continuo: "Todos los cuadros que hago son puramente plásticos y están hechos sobre unos bastidores de madera y pintados completamente a mano". Una forma de representar con una técnica clásica, una apariencia tecnológica.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR