El ojo de María Rojas

La fotógrafa y artista camina entre lo espontáneo y lo visceral, para reflexionar sobre el papel de la tecnología en la sociedad

ARAGÓN CULTURA /

Comenzó haciendo escultura, porque le gustaban las tres dimensiones, los materiales y el tacto. Pero cuando acabó de estudiar el ciclo superior en la Escuela de Artes de Zaragoza, María Rojas decidió profundizar en las Bellas Artes e introducirse en la imagen fotográfica.

Completó su formación en La Habana y, cuando volvió a su ciudad, comprobó cómo todo iba a una velocidad vertiginosa: "Estuve un año totalmente desconectada, no tenía ni teléfono móvil y el momento de llegar al aeropuerto y sufrir ese bombardeo de luces, llamadas y WhatsApps me abrumó", explica Rojas en una entrevista en 'Atónitos Huéspedes' de Aragón TV.

Ese discurso y la manera en la que la tecnología influye en la sociedad caló en su obra, en la que intenta representar de forma metafórica el espacio que separa los dos lados de una pantalla con el lenguaje como motor.

Actualmente, y bajo la misma filosofía, desarrolla un proyecto en el que apunta a la forma de consumir las imágenes y a los límites de los distintos soportes artísticos.

Guardado en...