Publicidad

El hiperrealismo de José Miguel Palacio

El pintor aragonés plasma escenas de la vida cotidiana

Aragón Cultura /
icono foto José Miguel Palacio en Atónitos Huéspedes

El pintor José Miguel Palacio lleva  veinticinco años en el surrealismo. A partir de ahí, comenzó en el hiperrealismo debido a la necesidad que le surgió, para dejar huella en el mundo y plasmar los momentos que le emocionan: “No sabría vivir sin pintar. Necesito mancharme las manos todos los días con los pigmentos y los disolventes”, afirma en el programa de Atónitos Huéspedes en Aragón TV.

Para Palacio, cuatro son los pilares sobre los que se sostienen sus creaciones: La arquitectura, el mundo de la alta velocidad ferroviaria, el mundo de los reflejos de los escaparates de la moda y el arte del mar: “Me gusta muchísimo el bullicio de la ciudad. Todos estos coches, la prisa que tiene la gente. La deshumanización de las personas”.

Respecto a su estilo pictórico, el artista expresa su necesidad por el cambio: “Ahora estoy reflejando el momento que yo he vivido, dejar constancia que todo esto ha sucedido en el momento que lo he pintado”.

Por otro lado, 'De Madrid al cielo', su último trabajo  es un políptico abierto, una obra que se amplía con el paso del tiempo.

Vídeos

Fotografías

Vídeos

Fotografías