El Gobierno de Aragón presenta la primera temporada de Lírica y Danza

En colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza presentan un programa con el que dinamizar la escena aragonesa con propuestas estables de calidad

ARAGÓN CULTURA /
Primera temporada de Lírica y Danza
icono foto Primera temporada de Lírica y Danza

Tras la experiencia piloto iniciada el año pasado con una temporada cero, el Gobierno de Aragón ha decidido consolidar una iniciativa cultural, la primera Temporada de Lírica y Danza que persigue la Dirección General de Cultura del Ejecutivo con esta propuesta de dinamizar la escena aragonesa con propuestas estables de calidad.

Los promotores han apostado por programas y artistas aragoneses y por dar cabida a espectáculos protagonizados por intérpretes de nivel internacional. Es el caso de los participantes en la Gala de la Danza, que se celebrará el 2 de noviembre, o de la Premio Nacional de Danza, Iratxe Ansa, que –junto a Igor Bacovich– protagoniza el espectáculo de Metamorphosis Dance.

Desde la organización han buscado un equilibrio entre la presencia de artistas aragoneses e internacionales primando, por encima de todo, la excelencia artística. En este sentido, el director general de Cultura del Gobierno de Aragón, Víctor Lucea, ha querido poner de manifiesto que este programa debe continuar en el tiempo al considerar que solo con una oferta coherente y sostenida en el tiempo se podrá conseguir un posicionamiento cultural acorde con la capacidad creativa de artistas y creadores. De igual modo, ha subrayado que “el posicionamiento del Gobierno de Aragón como entidad programadora de oferta cultural es una línea prioritaria de actuación que se pretende asentar en la legislatura”. Por otra parte, la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, que también ha participado en la presentación de la temporada, ha incidido en la colaboración institucional como herramienta para “revitalizar y fortalecer el apoyo al sector cultural”.

Por lo que respecta al espectáculo que pone en escena Metamorphosis Dance en el Teatro Principal, se trata de un espectáculo en el que destaca la presencia de neones integrados dentro de la creación. En Elkarrizketa Ilunak (Conversaciones a oscuras), la escenografía y la iluminación se revelan como auténticos protagonistas, son un elemento coreográfico más, dotando a la pieza de una atmósfera y una personalidad únicas.

Otra de las partes destacadas de la programación es el concierto previsto para el 18 de diciembre en el que la Orquesta Reino de Aragón, dirigida por el maestro Ricardo Casero, y con el coro Amici Musicae, interpretará piezas de Tomás Bretón. Una de los objetivos que la Dirección General de Cultura se ha propuesto para esta temporada es contribuir al rescate de obras que no han sonado en la Comunidad Autónoma. En este sentido, la interpretación de la ORA versará sobre una obra de Bretón cuyo manuscrito se conserva en el Archivo Municipal de Zaragoza, y que ha sido rescatado para la ocasión.

La temporada se completa, entre otras citas, con una Gala de Danza “Entre dos orillas”, que reúne a intérpretes de los dos lados del océano en un programa que todavía se está terminando de perfilar, y una velada lírica protagonizada por la música de Donizetti y Rossini. Ambos hitos tendrán lugar en el Teatro Principal. El primero, la Gala de Danza, repetirá el formato que tanto éxito tuvo el año pasado, con artistas pertenecientes a grandes compañías internacionales: Washington, Ballet Nacional de Cuba, Acosta Danza, Ballet de la Ópera de París y de la Scala de Milán.

El regalo de Tomás Bretón a la ciudad de Zaragoza

Amigos zaragozanos que habían fundado una Asociación Bretoniana en honor de Tomás Bretón (1850-1923), le sugirieron que escribiera una composición musical para la ciudad de Zaragoza. Bretón, el gran músico español que dedicó páginas orquestales a Aragón como las óperas Los amantes de Teruel o La Dolores, se puso a ello con la intención de estrenarla en las Fiestas del Pilar de 1918, pero a consecuencia de la gripe española no pudo estrenarse en el momento previsto.

Este himno que regaló Bretón a Zaragoza, es una cantata titulada Aragón. Es su última obra de catálogo y cuenta con el texto del poeta Luis Guitarte que habla en sus versos de Agustina de Aragón y la gloria de Los Sitios, los Amantes de Teruel y la Campana de Huesca. La obra –que está concebida para es para ser interpretada por orquesta sinfónica, rondalla, coro para cuatro voces, coro infantil, tenor y soprano– fue estrenada finalmente el 22 de mayo de 1919, en la Plaza de Toros de Zaragoza, para las Fiestas de Primavera de 1919.