El Castillo de Valderrobres, cada vez más cerca de recuperar todo su esplendor

Finalizan las obras de la restauración de la fachada sur de la fortaleza. La reconstrucción prevista culminará en 2021

ARAGÓN CULTURA /
Pulsa para ampliar

La restauración de la fachada sur del Castillo de Valderrobres es ya una realidad. Los trabajos de reconstrucción y restauración del monumento nacional de la capital del Matarraña culminan, de este modo, uno de los principales hitos en el desarrollo de la aplicación del Plan Director de Restauración del castillo y que terminará a finales de 2021.

La capital del Matarraña ha recuperado su perfil característico tras la retirada, en los últimos días, del andamiaje de la fachada más visible desde el casco urbano, aunque no la más imponente. Los trabajos ahora se trasladarán precisamente al flanco oeste, menos visible desde el conjunto urbano valderrobrense, pero que constituye la fachada más espectacular y de mayores dimensiones.

Para la restauración de las fachadas se está empleando únicamente agua a presión, prescindiendo de otro tipo de sistemas de limpieza de la piedra más agresivos y que eran habitualmente utilizados hace décadas. Todo ello, cabe recordar, en un proyecto global en el que en los últimos meses se ha ajardinado y reformado el exterior del conjunto iglesia-castillo, habilitando un nuevo parque, una gran zona de aparcamiento y revalorizando el entorno. 

Las obras de restauración han sido muy fructíferas porque, además, se han encontrado algunas vigas y tacos de madera que han permitido datar diversas fases constructivas del edificio. Según Manuel Siurana, director de la Fundación Valderrobres Patrimonial, el Carbono 14 ha dado la datación exacta de la fortaleza primigenia del castillo, enmarcada en el siglo XIII.

Se trata de un proyecto promovido y adjudicado por el Ayuntamiento de Valderrobres y que cuenta con la dirección de la Fundación Valderrobres Patrimonial, que elaboró el citado plan director, y es la encargada de la gestión del conjunto monumental del castillo, la iglesia y de otros referentes patrimoniales como el Museo de Valderrobres.

La historia del castillo-palacio

El castillo de Valderrobres se remite a un «capricho» del arzobispo de Zaragoza, García Fernández de Heredia, cuya heráldica es manifiestamente visible en la puerta principal de castillo. Fernández de Heredia llegó a Valderrobres con el objetivo de erigir un palacio sobre la fortaleza previa, que era de carácter defensivo.

El proyecto inicial era todavía más ambicioso y proyectaba un edificio de mayores dimensiones. Sin embargo, Hernández de Heredia fue asesinado en Almonacid de la Cuba en 1411, volviendo de la Almunia de Doña Godina, tras una trama orquestada por otros nobles aragoneses años antes del Compromiso de Caspe. «Hemos llevado a cabo la datación de varias vigas y elementos del castillo utilizando el carbono 14 y el ferromagnetismo, lo cual nos ha llevado a datar de forma bastante exacta el origen del castillo», explicó Manuel Siurana, director de la Fundación Valderrobres Patrimonial.

No obstante, el origen del edificio es defensivo y se enmarca en la época de la reconquista. La restauración y las investigaciones llevadas a cabo en los últimos meses han concluído que el carácter defensivo del edificio tan solo se mantuvo durante los siglos XII y XIII.

Audios

Entrevista a Manuel Siurana en 'La Cadiera'
Descargar

Guardado en...

Audios

Entrevista a Manuel Siurana en 'La Cadiera'
Descargar