El arqueólogo turolense Juan Cabré y el Museo Cerralbo de Madrid

El aragonés fue el primer director del museo madrileño, debido a su vinculación profesional con el Marqués de Cerralbo

ARAGÓN CULTURA /
Pulsa para ampliar

El turolense Juan Cabré es una figura indispensable para la Historia de la Arqueología española de la primera mitad del siglo XX. Uno de sus mecenas fue el Marqués de Cerralbo, con el que colaboró en múltiples excavaciones y en la apertura de su museo en Madrid, del que fue el director.

El insigne arqueológo Juan Cabré Aguiló nació en 1882 en la localidad turolense de Calaceite, en la Comarca del Matarraña. Allí, en un antiguo caserón del siglo XVIII se ubica el museo que recoge su memoria y actividad investigadora. Pero su legado traspasa las fronteras del lugar en el que nació.  

En 1907 publicó su primer trabajo arqueológico sobre las excavaciones del yacimiento íbero de San Antonio en Calaceite, practicadas al mismo tiempo que estudiaba en Madrid. Durante su estancia en la capital, jugaron un papel importante varias personalidades con las que trabajó, como el marqués de Cerralbo.

Enrique de Aguilera y Gamboa, era miembro de la alta nobleza, de formación humanística, académico de la Lengua, la Historia y Bellas Artes, senador y cabeza del partido Tradicionalista. Tras contemplar las acuarelas que recogían las investigaciones arqueológicas de Juan Cabré, desarrolló una vocación a sus 65 años de edad: la de la arqueología.

Surgió así una estrecha colaboración en la que Cabré puso a disposición de Cerralbo sus experiencias arqueológicas y sus habilidades como dibujante y fotógrafo. La fotografía era una técnica que comenzaba a usarse para documentar la ciencia. 

La historiadora Gabriela Polak, analiza en su tesis doctoral la correspondencia entre Cabré y Cerralbo y muchos otros documentos que la familia donó a la Universidad Autónoma de Madrid. Los más representativos, son las fotografías de las excavaciones o la correspondencia que mantenían Cabré y Cerralbo.

Gracias a su análisis, se sabe que los trabajos de Juan cabré consistían no tanto en llevar a cabo los trabajos de excavación sino en las tareas de prospección y documentación de los yacimientos. Juan Cabré también realizaba el estudio de los materiales procedentes de las campañas de excavaciones acometidas durante el año y de la catalogación de dibujos.

Unos trabajos que abarcaron 14 años, entre 1907 y 1922, cuando murió el Marqués de Cerralbo. Sin embargo, su muerte no supuso el fin de los trabajos entre ambos. Director del museo Cerralbo desde 1922 hasta 1939, al turolense Juan Cabré le debemos su conservación y salvación en los aciagos días de la Guerra Civil española.

Audios

Reportaje Juan Cabré y el Museo Cerralbo - 'El Tranvía Verde'
Descargar

Fotografías

Audios

Reportaje Juan Cabré y el Museo Cerralbo - 'El Tranvía Verde'
Descargar

Fotografías

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR