Cuatro décadas de "vuelo" de Paloma Navares

Pionera en el arte multidisciplinar, la artista visual ha desarrollado a lo largo de su trayectoria un lenguaje plástico propio caracterizado por el uso de nuevas tecnologías, la utilización del espacio, la luz y la integración de diversas técnicas

ARAGÓN CULTURA /
icono foto (F. Daniel Marcos)

La Lonja acoge hasta el próximo 12 de abril, la exposición de la artista burgalesa Paloma Navares, titulada “El vuelo. 1978-2018”, una colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza con el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León MUSAC), que muestra su obra de cuatro décadas.

La exposición recoge diferentes ámbitos o series de trabajos de la autora, donde hace explícito diferentes temáticas de su interés, donde la presencia de género se implica en las relaciones sociales y diferentes momentos de la vida en sociedad, buscando una estética y conservando siempre una implicación humanista. Y una forma de expresión donde se desarrolla la sensualidad y la belleza, en la composición de siete núcleos donde se hace latente la hibridez, la transparencia y la fragilidad, términos presentes en la dinámica de su trabajo.

Estos siete núcleos que vertebran la exposición son:

  • Paisaje de interior con figura / Circuitos cerrados / Ojos de la noche

  • Milenia. Del corazón y el artificio / De belleza y seducción / Luz del pasado

  • Anhelos de libertad / Eva de Gossaert / A Overbeck

  • Aula de poetas / Alma herida / Sombras del sueño profundo

  • Otros páramos, mundos de mujer / Cantos de amor y muerte/ Párpados cerrados

  • Fuga del alma/ Ojos que miran el universo / Canto de ruiseñor/Joven y maŕtir

  • Jardín de la melancolía / A Begoña/ Halcón cautivo.

La artista profundiza en la figura de la mujer, sus ritos, costumbres y tradiciones a través de un lenguaje construido interdisciplinariamente, ensamblando técnicas y soportes, y utilizando materiales industriales. La exposición está compuesta de fotografías, vídeo, instalaciones, esculturas, objetos y collages… medios que usa la artista de forma habitual en una búsqueda de desmaterialización, la utilización de la luz, la simbología del color, la combinación de elementos actuales con la memoria cultural colectiva.

La utilización de los significados de textos poéticos es importante en su trabajo, transmitidos por la voz o los sonidos como en la pieza Jardín de la melancolía en el encuentro con las esculturas de luz a Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni, Anne Sexton, Virginia Woolf, Cesare Pavese, Kostas Karyotakis y Paul Celan.

En otras de las salas nos encontramos obras pertenecientes a la serie Otros Páramos, Mundos de mujer donde la representación de sociedades, culturas, ritos o costumbres han castrado el desarrollo de la mujer.

Otra temática vinculada con el desarrollo de las etapas de trabajo de la artista la encontraremos en el tratamiento de la naturaleza y el mundo animal que a lo largo de su trayectoria han sido piezas principales en la denuncia de la represión, la perdida de identidad, la mimetización de seres a través de animales libres.

La exposición está complementada con unas intervenciones visuales en las fachadas del Centro de Arte y Tecnología ETOPIA, que llevan por título “Sombras del sueño profundo”, y que reflejan un ir y venir incesante y rítmico de un grupo de panteras salvajes encerradas en una jaula que recorren o envuelven el exterior de dicho edificio. También en ETOPIA se presenta la obra El vuelo. Linda Maestra. A Goya, no sólo como un canto a este maestro del arte sino también como una crítica y denuncia de la persecución, la violencia y la muerte de la mujer en la actualidad.

Fotografías

Fotografías

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR