Fran K 420: "Cuento lo que quiero contar y no lo que la gente quiere oír"

El rapero zaragozano desvela los secretos del universo de sus creaciones, cómo escribe sus letras a partir de la base musical y su amor por la poesía triste

ARAGÓN CULTURA /

Si hablamos de rap, lo ideal es una instrumental de fondo y, si es poesía, el piano es lo más indicado. En esta máxima basa sus creaciones el rapero zaragozano Fran K 420, cuyas palabras surgen en función de lo que el sonido le sugiere.

Sus letras hablan del cambio climático, de escenas cotidianas, de frustraciones de la sociedad actual y de lo que considera "poesía triste". Para Fran K, el rap y la poesía son una "forma de expresión y desahogo".

Ante los bloqueos, prefiere tomárselo con calma y esperar a que las ideas fluyan. Confiesa que es del rap de la vieja escuela y que el trap no llama su atención. El artista aragonés no se ve especialmente encima de un escenario en un futuro, pero sí escribiendo.