Capítulo 4. Aragón mira a Europa. Inés de Aquitania y Berta de Aosta, las esposas de Pedro I

'Reinas, damas y señoras'. Mujeres en la historia de Aragón

ARAGÓN CULTURA /
Pulsa para ampliar

Fue rey de Aragón y Pamplona apenas diez años, entre 1094 y 1104, pero cargaba tras de si una larga experiencia como señor en distintos territorios. Pedro I conquistó Huesca tras la batalla del Alcoraz, y Aragón alcanzó así las tierras fértiles del llano y dejo de ser un país de montañas.

Combatió junto al Cid campeador, tomó Barbastro, intentó conquistar Zaragoza desde la posición de Juslibol y consolidó la supremacía de las tropas cristianas frente a las musulmanas. Los reinos cristianos se expandían y  miraban hacia Europa con Roma y el papa como referencia. Los matrimonios con linajes nobiliarios franceses comienzan a ser habituales y Pedro I no será una excepción a esta política iniciada por su padre.

¿Quiénes fueron sus mujeres? ¿Qué sabemos de ellas?

Inés de Aquitania, la primera alianza

Nacida en 1072, era hija de Guillermo VIII de Aquitania dueño de las tierras del Poitou y Aquitania, que albergaban ciudades importantes como  Burdeos, Poitiers y Limoges. y su tercera esposa, Hildegarda de Borgoña, miembro también de una de las más notorias estirpes nobiliarias francesas. El padre, había participado en la Cruzada de Barbastro (1064) promovida por Alejandro II, abanderaba la reforma eclesiástica cluniacense en sus dominios y además mantenía una especial relación con Roma. Con los matrimonios de Sancho Ramírez y de su hijo Pedro se dio la inserción del linaje aragonés en los circuitos europeos nobiliarios más próximos al papado y más activos políticamente en el frente antisarraceno y atentos receptor de los cambios espirituales, y de los nuevos proyectos de la cristiandad occidental.

Sobre la presencia en Inés de Aquitania en Aragón solo encontramos tres documentos. En uno de ellos, se mencionan los esponsales pero no el nombre de ella y en el segundo, en la Crónica de San Juan de la Peña, cuando aparece su nombre y se mencionan dos hijos de la pareja.

  "Este rey don Pedro fue muy valiente y bueno e hizo muchas batallas contra los moros y en todas les venció. Y todo cuanto pudo tener de oro y plata lo dio a los monasterios y a los caballeros. Y tuvo por mujer a doña Inés y tuvo de ella un hijo llamado Pedro y una hija llamada Isabel"

El tercero indica, de manera indirecta, su fallecimiento ocurrido antes, probablemente, del mes de mayo de 1097. Tres meses después, el 17 de agosto del mismo año, el rey aparece casado con Berta de Aosta.

La Reina Berta 

Hija de Pedro (1048-1078), conde de Aosta y marqués de Susa y Turín y por parte de madre vinculada al ducado de Aquitania, habría nacido en torno a 1075 o 1077. En 1092 se refugia en Aquitania tras la conquista del emperador germánico Enrique IV del marquesado de Susa-Turín y el 17 de agosto, contrae matrimonio en la recién conquistada Huesca. Probablemente la ceremonia tuvo lugar en la recién creada catedral de la ciudad que no era otra cosa que la vieja mezquita reconsagrada como algo simbólico de que la situación política en la ciudad había cambiado 

Tuvo que ser muy sorprendente para ella, para la nueva reina, conocer la recién conquistada ciudad de la ciudad de Huesca con el barrio de la morería, las mezquitas, las vestimentas de los musulmanes y las calles abarrotadas de minúsculas tiendas que no se daban en sus tierras italianas de origen.

Existe la posibilidad de que la italiana pudiese haber formado parte del círculo palaciego en tierras hispanas de la anterior reina, Inés, y que por ello, y en virtud de su ascendencia, fuera la preferida para las nuevas nupcias. Y si no fue así, la elección implicaba una fluida relación con la dinastía aquitana  Posiblemente atendió a los hijos de su marido. No parece que ella llegara a tener descendencia y si la tuvo no sobrevivió a Pedro I, lo cual supuso que los reinos de Aragón y Pamplona pasaran a Alfonso I, hermano del rey.

¿Existió el Reino de los Mallos?

El 28 de septiembre de 1104 muere Pedro I y la reina queda viuda. Un año después, Berta aparece en un diploma entregando, en nombre propio, una serie de propiedades a Iñigo Banzones en Sangarrén. En el escatocolo se anotó que la concesión se hacía cuando:

"reinaba mi cuñado el rey Alfonso en Pamplna, Aragón, Sobrarbe y Ribagorza y yo por gracia de mi señor el rey don Pedro que descansa eternamente, y por el amor de mi cuñado, en Agüero, Murillo, Riglos, Marcuello, Ayerbe, Sangarrén y Callén".

De la misma fecha y con frases similares respecto al nuevo monarca Alfonso I y a ella misma es una donación de Berta de una almunia sita entre Berbegal y Monterrojo.

 "Yo la reina Berta doy a Dios y al monasterio de Santa María de Alaón, a su abad Bernardo y a sus sucesores una almunia nuestra situada entre Berbegal y Monterrojo con todos los términos que tiene para que la tenga el monasterio de Alaón franca e ingenua, salvada la fidelidad al rey de Aragón. Y me llegó a mí por donación de mi señor el rey don Pedro, mi marido"

Hoy en día se denominan turísticamente  «el reino de los Mallos» a algunas de estas localidades, pero lo más probable es que ella sólo fuera  titular de las rentas de ese conjunto de plazas, por voluntad de su fallecido esposo, quien igual ya se las había entregado como dote en el momento de su casamiento celebrado en 1097.  En calidad de «señora» de dichas plazas, tendría facultad de intervenir en los asuntos jurídicos que le afectaran directamente. Pero la existencia del hoy llamado "reino" de los Mallos (los de Riglos y Agüero) fue efímera. Pronto dejó de citarse a Berta no sabemos si porque falleció o porque volvió a sus tierras de origen.

¿Quieres saber más? Puedes escuchar los podcast anteriores AQUI

Audios

Aragón mira a Europa. Inés de Aquitania y Berta de Aosta, las esposas de Pedro I
Descargar

Guardado en...

Audios

Aragón mira a Europa. Inés de Aquitania y Berta de Aosta, las esposas de Pedro I
Descargar