Las discotecas, la moda de los 80

Scratch, Torreluna y Pachá fueron algunos de los locales donde los jóvenes disfrutaban de la fiesta en la capital aragonesa

ARAGÓN CULTURA /

Los años ochenta trajeron una nueva moda a Aragón. Lo que durante los años setenta fueran salas de fiesta se convierten en discotecas. Nuevos locales siguieron su estela y llenaron de luces y música los fines de semana en la capital aragonesa.

Las discotecas Scratch, Torreluna y Pachá animaron las noches de los jóvenes zaragozanos. También salas como Astorga's, Liverpool, Green o Punto Cero, situada en la calle de Doctor Cerrada y más tarde convertida en DC14. "Por la noche esa calle era un mar de cabezas jóvenes. Estaba siempre llena", cuenta el periodista Miguel Mena

La fiesta en Zaragoza dejó, sin embargo, un suceso trágico. En los primeros días de la década de los noventa un incendio en la zaragozana discoteca Flying se cobró la vida de 43 personas. Fue el 14 de enero de 1990, durante el concierto de 'Imágenes'. El cantante de la banda fue quien dio el aviso, y consiguió salvarse. "Fue una jornada dura en la radio. A mí afortunadamente no me tocó ir al Instituto Anatómico Forense, pero recuerdo la desolación de la compañera que pasó allí todo el día", recuerda el periodista Miguel Mena. A partir de este suceso, cambió la normativa de seguridad en Aragón.

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continuas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información en nuestra política de cookies.
ACEPTAR