Bauhaus centenaria

El palacio de Sástago en Zaragoza acoge la muestra sobre este movimiento contemporáneo, crucial para el devenir de la arquitectura y el diseño

ARAGÓN CULTURA /
icono foto Las líneas rectas y las formas geométricas despojadas del lujo definen al movimiento artístico

Una exposición conmemora el centenario del nacimiento de la Bauhaus en la galería de arquillos del palacio de Sástago. La muestra, organizada por la Diputación de Zaragoza en colaboración con el Colegio de Arquitectos de Aragón, rinde homenaje a este movimiento que fue crucial para el devenir de la arquitectura y el diseño contemporáneos. Puede verse desde hoy hasta el próximo 5 de enero.

Las construcciones arquitectónicas de este movimiento alemán se basaron en líneas rectas y formas geométricas despojadas del lujo y la exuberancia propios de otros estilos. La institución académica funcionó durante 14 años, de 1919 a 1933, y vivió una época tremendamente convulsa: la república de Weimar. Sus principios se trasladaron tanto a la arquitectura como al diseño gráfico, la pintura, la decoración de interiores, y el diseño de muebles.

En 1925, la Bauhaus aplicó el criterio de escribir todo en minúsculas apostando por una mayor limpieza en el campo tipográfico, por la velocidad y por el ahorro. En el manifiesto fundacional de la Bauhaus, Walter Gropius señaló como objetivo fundamental de la nueva escuela la arquitectura. También apostó por la innovación en el sistema pedagógico consistía en la introducción de la enseñanza propedéutica (curso preparatorio, que denominaban ‘vorkurs’). Además, la escuela contaba con diversos talleres: metal, textil, fotografía, cerámica, vidrio, juegos, pintura y escultura, diseño gráfico, tipografía y muebles.

Comisariada por Ricardo Marco, la exposición 'La Bauhaus: un experimento artístico y pedagógico. 1919-2019' comparte fechas y espacio con la muestra dedicada a las obras y los proyectos de Rafael Moneo en Aragón. De esta forma, la Diputación de Zaragoza complementa su tributo a las creaciones ‘aragonesas’ de uno de los arquitectos más relevantes del último medio siglo con una segunda exposición dedicada a la arquitectura. “Esta disciplina es más difícil de ver en los museos, pero se trata de otra de las bellas artes e influye decisivamente en múltiples aspectos de nuestra vida, tanto a nivel funcional como estético”, ha comentado Cihuelo.

Se exponen objetos diseñados y realizados por la escuela para su venta: un ajedrez, una esfera de color, una peonza, un relieve de Schlemmer, el juego de construcción de madera. Estos objetos se complementan con una colección de mobiliario diseñado por arquitectos, especialmente sillas: la silla Barcelona de Mies, la Chesca de Breuer, la mesa nido y  la Wasily, ambas también de Breuer.

La muestra se expone hasta el 5 de enero en el palacio de Sástago. Puede verse de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 21.00 horas, de martes a sábado, y de 11.00 a 14.00 horas los domingos y los días festivos. Los lunes permanecerá cerrada.