FILOSOFÍA

80 sombras de Marx, Nietzsche, Freud y otros pensadores en la senda de la sospecha

El profesor de Unizar, Juan Manuel Aragüés publica un diccionario de filósofos y filósofas del siglo XX y XXI en la editorial Plaza y Valdés

ARAGÓN CULTURA /
Hannah Arendt es una de las pensadoras reunidas en este volumen
icono foto Hannah Arendt es una de las pensadoras reunidas en este volumen

El profesor de la Universidad de Zaragoza, Juan Manuel Aragüés, se encontraba disfrutando de unas breves vacaciones en el Pirineo, sin acceso a Internet ni a la televisión. Así que decidió aventurarse con el artículo que publica semanalmente en El Periódico de Aragón. La muerte del sociólogo Zygmunt Bauman fue su inspiración y, cual fue su sorpresa, al comprobar que a sus lectores les interesaba más la filosofía de lo que sospechaba.

Así nació ‘Ochenta sombras de Marx, Nietzsche y Freud. Diccionario de filósofos y filósofas en la senda de la sospecha’, un ensayo que publica la editorial Plaza y Valdés y que ahonda en las claves de 81 pensadores del saber contemporáneo. 

¿Por qué de entre todos filósofos, pensadores y autores que recoge en este volumen Marx, Nietzsche y Freud merecían aparecer en el título? Aragüés explica en una entrevista en 'La Cadiera' de Aragón Radio que las corrientes de su sobras parecen recorrer el pensamiento contemporáneo "y además se les conoce como los maestros de la sospecha, porque defendían que la realidad ha de estar sometida siempre a un profundo y minucioso examen".

A caballo entre dos mundos, Marx, Nietzsche y Freud se vieron en la obligación de pensar una realidad que, parafraseando a Marx, se disolvía en el aire. De la mano de estos gigantes, numerosos pensadores y numerosas pensadoras se han aprestado a la exigente tarea de leer nuestra contemporaneidad, desde la conciencia de la insuficiencia o, incluso, de la obsolescencia de las herramientas de las que nos habíamos pertrechado en el pasado. Aragüés sintetiza: "En este volumen queremos dar cuenta de ese esfuerzo, de la tarea que mujeres y hombres de nuestro tiempo han llevado a cabo para desentrañar un presente que ha convertido en temas centrales la virtualización de la realidad, la lucha contra el patriarcado, la reflexión sobre la diferencia y las estrategias para abordar la crisis civilizatoria en la que nos hemos instalado".

Algunos aragoneses coincidirían en el campo de Gurs, en la Aquitania francesa, con Hannah Arendt, cuya condición de judía la llevó a huir de Alemania en 1933. En su obra ‘Eichman en Jersusalén’, habla de que los consejos judíos en los campos de concentración desempeñaron un papel de colaboración con los nazis. Le llovieron críticas por esto, incluso fue víctima de una campaña de desprestigio por parte de organizaciones de rabinos: "Ella se defendió explicando que la responsabilidad individual no puede diluirse en la colectiva y subrayó la capacidad del ser humano de diluir su responsabilidad en los engranajes de un sistema criminal", relata Aragüés.

Sintetizar la compleja obra de filósofos como Walter Benjamin o el propio Marx no ha sido fácil. Este breve diccionario del pensamiento contemporáneo reúne los ochenta nombres, desde Theodor Adorno hasta Silvia Federici, que han llevado hasta nuestros días la herencia de Marx, Nietzsche y Freud. "Es un volumen accesible para cualquier persona interesada en la filosofía, pero con el rigor y los detalles que agradecerán los versados en la materia", aclara el autor.

Más allá de Ortega y Gasset: Gustavo Bueno, María Zambrano, Jesús Ibáñez o José Luis Rodríguez García

Si hablamos de filósofos españoles hay que mencionar a Gustavo Bueno. Murió en 2016 y “cultivó la polémica” como herramienta filosófica. ¿Qué quiere decir esto? Aragües recuerda cómo Bueno entendía que “pensar es siempre pensar contra alguien”. No desdeñó en modo alguno la presencia pública, incluso participando habitualmente en debates televisivos con tono provocador, lo que le granjeó una fama poco habitual en la filosofía española. Además, siempre defendió posturas polémicas: pena de muerte, crítica del pacifismo o el cuestionamiento de la existencia de la democracia y de la soberanía popular.

Entre las páginas no faltan Ortega y Gasset o María Zambrano, pero Aragüés también habla de otro español menos conocido: Jesús Ibáñez. A lo largo de tu carrera profesional, has analizado buena parte de su obra y asegura que es el “más rico, complejo e interesante de la segunda mitad del siglo XX en España”. El profesor justifica su respuesta añadiendo que su obra estaba plagada de herramientas teóricas desde el campo de la filosofía al de la ciencia, pasando por el psicoanálisis o la literatura o en el manejo de la etimología para dar sentido al lenguaje. Además, era un activo luchador antifranquista, estuvo encarcelado en 1956, lo que a su salida le valió la expulsión de todas las instituciones académicas en las que colaboraba. Durante la Transición, colaboró con la extrema izquierda, en especial con el Movimiento Comunista, en cuyas candidaturas se presentó a las elecciones.

El autor: Juan Manuel Aragüés

Juan Manuel Aragüés es profesor titular de Filosofía en la Universidad de Zaragoza. Ha publicado diversas obras sobre autores como Sartre (El viaje del Argos. Derivas en los escritos póstumos de J.P. Sartre, 1995; Sartre en la encrucijada, 2004), Deleuze (Deleuze, 1998) y Marx (Marx, 2019; El dispositivo K. Marx, 2018), así como sobre variados aspectos de la filosofía contemporánea (Líneas de fuga. Filosofía contra la sociedad idiota, 2002; Deseo de multitud. Diferencia, antagonismo y política materialista, 2019; De la vanguardia al cyborg, 2020).  Asimismo, ha traducido Mallarmé, de Sartre, y Los afectos de la política, de F. Lordon. Es investigador principal del proyecto «Racionalidad económica, ecología política y globalización: hacia una nueva racionalidad cosmopolita».

Audios

Entrevista a Juan Manuel Aragüés en 'La Cadiera'
Descargar

Fotografías

Guardado en...

Audios

Entrevista a Juan Manuel Aragüés en 'La Cadiera'
Descargar

Fotografías